“Les daremos a los enemigos como truenos de fuego y les daremos con el sable a esos que desafían”. Es uno delos mensajes contenidos en una nased, cántico de guerra, que la Fundación Adnaj, (“Andaluzia especial”,lo titulan) del Estado Islámico, difundió anoche en sus redes sociales, coincidiendo en el tiempo con el atentado en Francia. Eso fue lo que le ocurrió, en opinión de estos fanáticos, al profesor asesinado al mostrar una caricatura de Mahoma.

Va expresamente dirigida a los españoles ya que se han ocupado de subtitular su contenido en nuestro idioma. Bajo el lema de la «Insignia del Tawed (su Diios como verdad única), el cántico invita a esparcir esa verdad “por todo el mundo y a despertar a occidente desde oriente”.

Advierten que “ni el sable ni el león se van a retirar” sin haber dado su sangre, en una clara referencia a que atacarán a occidente hasta sus últimas consecuencias.

Consideran que son ellos, los yihadistas, los que tienen los mejores líderes del mundo, capaces de hacer la luz en la oscuridad, son los héroes, los valientes, que rugen, y cabalgan en sus caballos como una erupción.

Concluyen con la afirmación de que “el Islam es el camino correcto si lo apoyas, nuestra gloria y poderío”.

Proclamas como ésta son escuchadas, a través de las redes sociales, por millones de musulmanes; y la experiencia demuestra que mucho de los que se fanatizan son consumidores habituales de dichos contenidos.

Lo ocurrido ayer cerca de París no es más que una consecuencia de la expansión de un fanatismo que rechaza la libertad de los demás, las ideas que consideran contrarias y que son incapaces de discutirlas de una forma ordenada y pacífica; tratan de erradicarlas mediante la muerte y la destrucción.

(J.M. Zuloaga. Diaro La Razón)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *