Un coche eléctrico cuesta cargarlo ahora el doble que el año pasado con la subida de la luz

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Los coches eléctricos supusieron un cambio radical dentro de la industria automovilística. Pretendían hacer frente al motor de combustión clásico para poder combatir a los problemas de contaminación derivados de este tipo de motores, pero a las primeras de cambio y sin aún estar incorporados en nuestras vidas, el coste del uso de mismo se ha duplicado en apenas un año.

Dependiendo del modelo y características estos coches pueden ser entre 5.000 y 15.000 euros más caros que uno convencional, una gran diferencia. Este problema se ha intentado solucionar en los últimos años con ayudas para renovar los coches de combustión pero aun así muchos compradores no han podido hacer frente.

Aumento descontrolado del precio de la luz

Ahora, además, el precio de la subida de la luz ha originado un nuevo problema para los usuarios de estos vehículos, el aumento descontrolado del precio para recargarlos. Esta subida ha conseguido que recargar un vehículo de estas características sea más del doble de caro que un año atrás.

¿Cuánto ha aumentado de media?

En estos momentos y a espera de los posibles futuros aumentos el precio se encuentra en récords históricos. Ahora, enchufando el vehículo en horario valle, es decir, de 00h a 08h entre semana y todo el fin de semana, el precio ha pasado de los 190 euros al año que costaba en 2020 para hacer 10.000 kilómetros, a los 447 euros al año que costaría con el precio actual. Es decir, 257 euros más al año.

Este aumento se toma en cuenta en aquellas horas más baratas lo que podría suponer una subida mucho mayor si se compara con las famosas horas punta que existen. Pero no es el único precio que ha aumentado, la gasolina como bien recuerda la OCU también ha crecido un 22% este año, lo que ha llevado a la organización a analizar que tipo de vehículo sale más a cuenta con los nuevos precios.

Para realizar la comparación, la OCU ha estimado una serie de valores y así poder analizar cual sale más a cuenta en el momento actual. Se ha estimado que el coste para un usuario que realiza unos 10.000 km/año con un vehículo de gama media.

En el caso de los eléctricos, esto supondría un gasto de unos 2.000 kWh de electricidad anuales. Además, se ha estimado que se recarga en casa por la noche durante el Horario Valle y con la tarifa regulada PVPC, la más barata.

En el caso de la gasolina y gasoil como estas no cambian por horas se han tomado los mismos valores. Para ello, se ha estimado en la comparativa que el consumo medio es de 6 litros cada 100 en el diésel y 7 en el caso de la gasolina.

Los resultados demuestran que el aumento en la luz es “espectacular” en el caso de los eléctricos, con un aumento de 260 euros en unos meses. Aún así la organización sigue destacando que es más eficiente tener un vehículo de estas características ante uno convencional ya que su coste cada 10.000 Km es 600 euros menor respecto a la gasolina.