Crisis en la Guardia Civil: “El honor no se compra”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska trató de apagar el incendio creado desde su cartera con la Guardia Civil. Nada mejor, que desviar la atención de los agentes «indignados» con su actuación por el cese del coronel Pérez de los Cobos, que anunciando la aprobación del tercer pago de la equiparación salarial con un total de 247 millones de euros. Con esto, dijo, «la equiparación alcanza los 807 millones de euros que estaban estipulados en el acuerdo inicial».

Posiblemente ésta tormenta de humo salarial era la estrategia perfecta para quienes no conocen los principios y la vocación del Instituto Armado. «Es una jugada de distracción, pero la Guardia Civil no va olvidar su actuación», destacaban algunos agentes.

La diputada del PP, Ana Vázquez desveló en su cuenta de Twitter la precipitación: «Y tanto que no estaba prevista por el Gobierno, meten la equiparación en una disposición adicional del «Real Decreto sobre medidas en materia agraria, científica, económica, de empleo y seguridad Seguridad Social» por el virus. «Queda claro que Marlaska quiere tapar un escándalo». Tanto PP como Cs han cambiado sus preguntas de hoy en la sesión de control irán dirigidas a Marlaska.

Las explicaciones del ministro sobre el cese de Pérez de los Cobos no convencieron a la Unión de Oficial: «desvirtúan la idea de injerencia del ámbito político en el trabajo imparcial de la Guardia Civil». Piden la convocatoria de una sesión extraordinaria del pleno del Consejo del Instituto Armado para que explique los detalles de la «política de renovación». Además, recuerdan que la equiparación es «pagar lo que nos deben» en virtud del acuerdo firmado y le afean el día elegido «permitiendo que se pueda interpretar que quien paga puede hacer lo que quiera con aquellos a quienes les paga».

La Asociación Escala de Suboficiales de la Guardia Civil (Asesgc) recuerda que el pago del tercer tramo de equiparación es únicamente parte del compromiso firmado, la decisión estaba tomada, otra cosa es que se haya precipitado. «Si piensan que con el pago del tercer tramo nos vamos a olvidar del intento de politización a la Guardia Civil, están muy equivocados». «El honor no se compra, se tiene y se conserva sin mancha hasta el final» y consideran que el gesto del DAO, Laurentino Ceña dimitiendo es un «acto coherente que le representa». Asimismo, consideran que quien debería dimitir es la directora general de la Guardia Civil y el ministro del Interior.

Desde la asociación de Cabos tildan de «golpe de efecto para desviar la atención» del cese de Pérez de los Cobos pero «no nos van a comprar». Además, subrayan el «extraordinario ejemplo de honorabilidad» dado por el teniente general Ceña.

Desde AUGC indican que «conocían la intención del Ministerio de abonar el tercer tramo» de equiparación, «aunque la actual crisis provocada en la Guardia Civil ha adelantado este compromiso, apuntan.

También, desde la Asociación Militar de Guardias Civiles Profesionales (AMGC) aseguran que «no hay oro en el mundo para comprar nuestro honor» y recuerdan que en ningún caso la obediencia debida podrá amparar el cumplimiento de órdenes que entrañen la ejecución de actos manifiestamente constitutivos de delito». «Se ha utilizado la equiparación para acallar el ruido de sables que comenzaba a producirse», indican.

Marlaska: el cese es para «impulsar la Guardia Civil»

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska salió al paso sobre los motivos del cese del coronel jefe de Madrid, Diego Pérez de los Cobos e indicó y aseguró hasta en tres ocasiones que se debe al «impulso del proyecto natural de sustitución» de los que forman parte del «elemento de confianza» del Ministro del Interior. Dijo que su departamento está haciendo «unas remodelaciones» con nuevos equipos. Cuestionado por si es debido a que el coronel no informó de la investigación judicial del 8-M dijo que no tiene el informe del que se habla y que, tras 30 años ejerciendo como juez, siempre ha tenido «muy claro» cuál es la función de los jueces y cuál es su competencia como Ministro y descartó «injerencias».

(C.S. Macias. Diario La Razón)