Continua la cristianofobia: Decapitan una escultura del Sagrado Corazón de Jesús en San Fernando

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
No se pueden considerar actos aislados. Los actos de odio a la fe y de cristianofobia sigue una escalada muy preocupante en España.
Es evidente que existe una hoja de ruta programada y coordinada para destruir  todo componente cristiano en España. Y no es casual. y lo peor es que hay un crecimiento alarmante sin que el gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez haga nada
Un nuevo acto de vandalismo de odio a la fe ha ocurrido en la localidad de San Fernando, Cádiz. En esta ocasión el objeto del ataque ha sido una escultura del Sagrado Corazón de Jesús, situado en la plazuela de la parroquia de Nuestra Señora de la Oliva de la localidad gaditana.

La propia parroquia ha sido la encargada de publicar los hechos a través de sus redes sociales con el siguiente mensaje: «Queridos feligreses: Con profundo pesar tenemos que informar que en la madrugada de hoy, domingo 6 de febrero, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que se encuentra en la Plazuela de nuestra Parroquia ha sido atacada. Rezamos por quienes han causado estos daños a la imagen del Señor, que ya ha sido retirada de su lugar habitual, en el pedestal de la Plazuela».

Tanto la parroquia como algunos grupos políticos municipales, ya han pedido a la policía local que investigue lo ocurrido y detengan a los culpables y paguen los daños causados.

No es casual

Este acto vandálico por desgracia no es novedoso. Es fruto de una hoja de ruta programada. Algo parecido sucedió a principios del pasado mes de diciembre en la localidad madrileña de San Lorenzo del Escorial. A las 24 horas de inaugurarse el belén municipal, el Niño Jesús puesto en el pesebre apareció sin cabeza a la mañana siguiente.
Derribo de cruces
Al igual que se producen estos delitos de odio realizados por desconocidos, también está en auge los derribos de cruces de plazas e iglesias por parte de distintos consistorios bajo el pretexto de cumplir con la ley de memoria histórica. La gran mayoría de los derribos de cruces, son promovidos por ayuntamientos gobernados por los gobiernos socialcomunistas de PSOE, IU, Podemos así como por independentistas de extrema izquierdas cuyo fin es eliminar toda simbología religiosa de la vía pública.

Hace apenas dos semanas, el alcalde socialista de Villagarcía de Arosa inició del derribo de la cruz en la iglesia parroquial. También recientemente, en Cataluña se produjo la escultura del requeté abanderado situado ante el mausoleo donde reposan doscientos requetés del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat. Actualmente, también se ha denunciado en los juzgados la retirada de una cruz en la localidad mallorquina de Son Servera, por parte de la alcaldesa socialista. La cruz retirada hace un año en Aguilar de la Frontera por parte del Consistorio gobernado por IU también se encuentra bajo investigación.

(Con información de Infovaticana)