Chile sigue su avance en la cultura de la muerte y aprueba el aborto hasta la semana 14

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La Cámara de Diputados de Chile dio ayer martes otro paso más en el criminal camino hacia la despenalización completa del aborto al aprobar un proyecto de reforma del Código Penal que lo legaliza hasta las 14 semanas de gestación. La reforma pasará ahora al Senado.

Con 75 votos a favor, 68 en contra y 2 abstenciones la Cámara baja ratificó una reforma al Código Penal que busca evitar cualquier sanción por matar a los niños antes de nacer hasta que se cumplen las 14 semanas de gestación.

La moción, que fue ingresada en el Congreso en 2018 por diputadas proabortistas, busca modificar la actual ley del aborto, vigente desde 2017, que solo lo permite en tres causales.

En Chile solo es legal abortar bajo tres supuestos -inviabilidad fetal, violación o riesgo de la vida de madre- y, en caso de no cumplirse alguna de estas causales, el aborto está penalizado con hasta 5 años de prisión, aunque no hay ni una sola mujer o médico encarcelado por ese delito en lo que va de siglo, incluso cuando no había siquiera causales que lo despenalizaran.

«La criminalización de la interrupción voluntaria del embarazo también es una forma de violencia de género (…). Avanzar en materia de derechos sexuales y reproductivos es avanzar en igualdad de género», declaró la diputada comunista Carol Kariola, una de las autoras de la moción.

La Cámara de Diputados debe aún concretar el articulado de la iniciativa, que luego pasará por el Senado. Este proyecto, aunque haría que el aborto no fuera punible, no lo garantizaría como un derecho libre y gratuito.

Rechazo del Gobierno

El gobierno de Sebastián Piñera se ha opuesto a reformar la ley de aborto. Y para que un proyecto de ley pueda incurrir en gastos en Chile, se debe contar con el apoyo del Gobierno, que rechaza frontalmente la norma. Así:

«No hay razón sanitaria para innovar en esta materia. Nosotros queremos señalar que la postura del Ejecutivo es la defensa de la vida y lo vamos a seguir diciendo», indicó el subsecretario de la Presidencia, Máximo Pavez.

«El aborto es el fin de la vida de un ciudadano (…). Mientras nosotros discutimos, están muriendo niños inocentes por todo el mundo», ha denunciado el diputado oficialista conservador Diego Schalper.

Por su parte, el senador conservador Iván Moreira criticó la decisión de la Cámara Baja: «¡Cada día puede ser peor! Aborto libre la licencia para matar de la izquierda», escribió en Twitter.

Un paso más dentro de la Cultura de La Muerte

El proyecto haría que el aborto no fuera punible y supone un importante paso hacia la despenalización del aborto, aunque no lo garantizaría como un derecho libre y gratuito por la negativa del Gobierno

Chile es un nuevo ejemplo paradigmático de cómo avanzan las leyes inicuas. Se empieza despenalizando el crimen por una serie de causales. Luego se despenaliza del todo. Y finalmente se acaba considerando que hay derecho a cometer dicho crimen. Algo que podría ocurrir en Chile si la futura Constitución recoge el eufemismo de «derechos reproductivos»