Celebración del Día del Veterano | Albert Mesa Rey

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Este año la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerza Armadas y de la Guardia Civil vuelven a celebrar el ya tradicional “Día del Veterano” con la asistencia de todas sus delegaciones y Hermandades asociadas.

Tiene como precedente las celebraciones anuales del “Día del Veterano”, promovidas desde el año 1999 por la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil.

Simboliza el reconocimiento a los que han prestado servicio a España tanto en las Fuerzas Armadas como en la Guardia Civil, así como a sus familias.

La muy noble, leal y benéfica ciudad de Burgos ha tomado el relevo de Cartagena que acogió este acto castrense en 2019 y que brillantemente organizó la Armada. El pasado año no pudo celebrarse por la pandemia de la COVID-19.

Un poco de historia:

Bajo el patronazgo de San Hermenegildo, la Real Hermandad de Veteranos de la Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil fue fundada en Valladolid, el 18 de febrero de 1957, como “Hermandad de Retirados de las Fuerzas Armadas”, para Retirados, Reservistas, Viudas y Huérfanos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil. En 1996 pasó a denominarse con el nombre de “Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas”, siendo éste modificado en junio de 2005 por el de “Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil”. El 5 de febrero de 2007, Su Majestad EL REY, concedió a la Hermandad el Título de “REAL”, pasando a denominarse “Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil”.

Los ideales de la Hermandad son: el amor a España, el respeto a la Constitución y la fidelidad a S.M. el Rey y a las Fuerzas Armadas.

Fue declarada de utilidad pública por Orden Int/2651/2004 de 12/07/2004, BOE 188. Y ostenta la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social 22/10/2007.

Los actos del Día del veterano:

Durante los días 15 al 24 de Octubre se han celebrado en la ciudad diversos actos: Exposición de uniformes del Ejército de Tierra y Guardia Civil en el Palacio de Capitanía, exposición sobre vehículos militares antiguos, una exposición estática y dinámica de las unidades de Burgos de la División San Marcial y Guardia Civil y una exposición fotográfica de presencia de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil en Burgos, ciclo de Conferencias en los salones de plaza España, la recepción del Ayuntamiento de Burgos a las autoridades en el Salón Rojo del Teatro Principal y un concierto en la Catedral de Burgos.

El acto central se desarrolló en el triángulo comprendido entre la avenida Reyes Católicos, la avenida de la Paz y la calle Antonio Machado con la participación de unas 1800 personas entre personal militar en activo y miembros de las Hermandades de Veteranos.

El acto fue presidido por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) el Almirante General D. Teodoro Esteban López Calderón y presenciaron el acto el alcalde de Burgos D. Daniel de la Rosa, El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, el Teniente General D. Amador Enseñat, el Director Adjunto Operativo de la Guardia Civil General de División D. Pablo Salas,  el jefe de la División San Marcial y representante del Ejército de Tierra en Castilla y León y Cantabria, General de División D. Juan Carlos González y el presidente de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, el Teniente General (retirado) de la Guardia Civil D. José Manuel García Varela.

En la celebración han participado la Unidad de Música del Cuartel General de la División San Marcial, una Compañía de honores del Regimiento de Artillería Campaña nº 11, con base en Castrillo del Val (Burgos), y diversas agrupaciones de veteranos.

Se inició a las 12 de la mañana, donde tuvo lugar el homenaje y el izado de la Bandera, la imposición de condecoraciones y diplomas escolares, alocuciones, el homenaje a los caídos, himnos, retirada de la Bandera y el posterior traslado para el inicio del desfile.

Los momentos más emotivos fueron: el izado de la Bandera con los guiones de las Hermandades rindiendo los honores de ordenanza y el homenaje a los Caídos por España.

La tropa formada escuchó en reverente silencio el toque de Silencio y un millar de gargantas embargadas por la emoción entonaron el himno “La Muerte no es el Final” en honor a TODOS los que un día cayeron por España y por todos aquellos que la sirvieron y ya nos han dejado.

Quiero compartir contigo amable lector la letra de este himno que seguramente habrás escuchado en alguna ocasión. Esta canción fue escrita por el sacerdote D. Cesáreo Gabaráin Azurmendi y fue adaptada por el teniente general D. José María Sáenz de Tejada en 1981 que la escucha en el transcurso de un funeral e imagina en qué medida puede realzar el traslado de la tradicional corona de laurel hasta la cruz en los ceremoniales militares de homenaje a los Caídos. Dice así:

Cuando la pena nos alcanza
Por un hermano perdido
Cuando el adiós dolorido
Busca en la fe su esperanza
En Tu palabra confiamos
Con la certeza que Tú
Ya le has devuelto a la vida
Ya le has llevado a la luz

 

Nota amable lector que he escrito la palabra “todos” en mayúsculas y no ha sido una errata. En el homenaje a los que cayeron defendiendo España, los homenajeamos a TODOS sin distinción de credo político. Es algo que aquellos que vivimos la transición, generosamente nos dimos la reconciliación de las “dos Españas” y que un presidente que gobernó nuestra Patria entre los años 2004 a 2011 “de cuyo nombre no quiero acordarme”, parafraseando al “Ingenioso Hidalgo” del inmortal D. Miguel de Cervantes, se encargó a resucitar odios ya superados, mayoritariamente en quienes no la habían vivido o por su edad no tenían aún uso de razón.

Seguidamente se procedió al desfile de la fuerza, que tuvo la cabeza en la Avenida de la Paz, continuó por plaza de España, siguiendo por la avenida Reyes Católicos y terminando en la calle Antonio Machado.

Orgullosos desfilamos los veteranos con nuestros guiones, en perfecta formación y marcando el paso. Fuimos aclamados por los vítores de la población burgalesa asistente al acto, que así demostraba su cariño a las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. Como siempre, las hermandades de veteranos de Regulares de Ceuta y Melilla acudimos juntos a tan entrañable y solemne acto castrense, recibiendo especialmente las muestras de cariño y los vítores de la población.

Posteriormente, a las 14:30 horas tuvo lugar la comida de la Hermandad en la Ciudad Deportiva Militar, donde los miembros de las Hermandades compartieron emocionados recuerdos y vivencias.

Quedamos todos emplazados para el año que viene, donde Dios mediante, se celebrará del día del Veterano en una ciudad aún por determinar.

Albert Mesa Rey | Escritor