Calviño miente: Estamos lejos de la recuperación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mientras la ministra de Economía Calviño asegura que la recuperación económica de España es un hecho, los indicadores del número de empresas desaparecidas, la cantidad menos de turistas que nos han visitado, la deuda pública, el déficit público y el estructural o la inflación dicen lo contrario.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño acaba de asegurar que la recuperación económica que vive España es tan fuerte y vigorosa y que «todos los indicadores» reflejan esa fuerte recuperación que ya se plantea la subida de nuevo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Según Calviño, además, la economía española está ya en el momento previo a la pandemia, con lo que la recuperación ya está conseguida.

¿Miente la ministra de Economía?

Sin embargo no todo es como indica Calviño, sino que están muy lejos de situarse en el momento prepandemia. Repasemos unos cuantos:

1. Un 86% menos de turistas extranjeros (32 millones de turistas menos que en 2019)

Por comenzar con el más evidente, uno de los motores de nuestra economía, el turismo, sigue lejos de situarse en las cifras que alcanzó en 2019 (entre enero y junio de 2019 visitaron España 38 millones de turistas extranjeros). Este año, en el que ya se habría completado la recuperación según la ministra, el número de turistas extranjeros llegados a España entre enero y junio es de 5,4 millones, es decir, que nos falta un 86% de turistas para alcanzar el momento antes de la pandemia, o dicho de otro modo, estamos a 32 millones de turistas de haber alcanzado la recuperación en uno de los sectores clave de nuestra economía.

2. 63.000 empresas menos que antes de la pandemia

Otro de los indicadores que parece no haber querido mirar la señora Calviño es el del número de empresas que ha desaparecido desde el estallido de la pandemia.

En febrero de 2020 había en España 1.481.364 empresas, mientras que en julio de este año ese número se ha reducido hasta 1.418.215 compañías. Esto refleja que todavía faltan 63.149 empresas para recuperar «la situación prepandemia», como decía la ministra Calviño. De esas 63.149 empresas el 99,2% son empresas de menos de 50 trabajadores.

3. Deuda pública desbocada (los 1,42 billones de euros y el 122% sobre el PIB)

En febrero de 2019 la deuda pública española, ya muy abultada, se situaba en el 98,37% del PIB sumando 1,18 billones de euros, según los datos oficiales ofrecidos por el Banco de España. Lejos de bajar de la barrera psicológica de 1,41 billones, alcanzada en mayo pasado, la deuda pública alcanzó en junio los 1,42 billones de euros, y el 122% sobre el PIB, por encima del objetivo establecido en el Plan de Estabilidad del 119,5% del PIB.

Es decir, que nos hemos endeudado a un ritmo de 444 millones de euros diarios. Datos que condenan a nuestro país con un importante lastre al crecimiento económico y a las nuevas generaciones con obligaciones que tendrán que satisfacer vía impuestos.

4. Déficit público al 11% del PIB. Campeones europeos

Este fuerte incremento de deuda pública se produce por un intenso desequilibrio de las cuentas públicas. El Gobierno gasta mucho más de lo que ingresa y eleva el déficit público al 11% del PIB que sitúa a España como el país de la UE con mayor déficit en 2020, un 11% del PIB.

5. Déficit estructural del 5,2%, el más alto de la UE.

Pero lo peor es que de esa subida enrome de gasto público y de desequilibrio de las cuentas, la parte mayoritaria se ha convertido en déficit estructural, mientras que nuestros competidores europeos que han tenido que incrementar sus desequilibrios lo han hecho de manera coyuntural, para apoyar a la economía en el momento de dificultades. Hemos pasado de un déficit estructural del 3,7% al 5,2%, de nuevo, el déficit estructural más alto de la UE.

6. Crece el miedo a la inflación (2,9%)

Antes del estallido de la pandemia, en febrero de 2020, la tasa interanual de crecimiento de precios se situaba en el 0,7%. Ahora, la inflación se ha multiplicado por cuatro hasta un crecimiento interanual del 2,9%  que hace temer a los analistas e inversores que estalle un proceso inflacionario que ponga en riesgo la riqueza de ciudadanos y empresas.

7. 9.000 millones de euros de fondos europeos que no dan ni para pagar las pensiones de 1 mes

Bruselas acaba de desembolsar los primeros 9.000 millones de euros de fondos europeos para financiar el denominado Plan de Recuperación del Gobierno de Sánchez. Lo que podría ser una buena noticia no lo es tanto ni mucho menos ya que es una cantidad de 9.000 millones que no dan ni para pagar las pensiones de un mes, cuya nómina de julio ascendió a 10.202 millones, un nuevo record que probablemente se supere en agosto.

Conclusión

Con este panorama, por mucho que la Ministra de Economía Calviño repita una y otra vez que los datos de PIB, empleo y exportaciones nos sitúan en un momento prepandemia y que la recuperación económica está ya casi conseguida, el resto de indicadores de actividad y salud de las cuentas públicas no solo no reflejan la realidad que nos anuncia Calviño sino que nos sitúa ante un panorama muy preocupante.