Venezuela rechaza la farsa electoral de Maduro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las elecciones convocadas por la dictadura venezolana tuvo una abstención que rozó el 60%

Maduro materializa otra farsa electoral y se queda con 20 gobernaciones. La jornada electoral se caracterizó por la bajísima participación que se situó al rededor del 40%. Esta bajísima concurrencia de votantes provocó preocupación y nervios entre los chavistas, a tal punto que el propio Nicolás Maduro tuvo hacer un llamamiento a sus simpatizantes a votar 20 minutos después del cierre oficial de los colegios electorales, lo que despertó críticas de distintos candidatos opositores. En redes sociales se denunció que varios centros de votación se mantuvieron abiertos después de la hora de cierre pese a no presentar colas de electores.
Resultados esperados tras la farsa

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó en 20 de los 23 estados del país, además de Caracas, esto es, el chavismo ganó en todos los estados a excepción de Nueva Esparta, Zulia y Cojedes, si bien la diferencia es todavía muy estrecha en Táchira y Barinas, estado natal de Hugo Chávez, según los datos leídos por el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro Calzadilla, al filo de la medianoche.

Como suele ser costumbre en el sistema electoral venezolano, totalmente controlado por el régimen chavista, los resultados oficiales se presentaron de manera muy lenta.

Reproches de las ONG´s

Por otro lado, la ONG Espacio Público denunció hasta numerosas violaciones del derecho a la libertad de expresión registradas durante la cobertura periodística de la jornada. Una de las incidencias fue la detención en el estado Miranda del periodista Orlando Montlouis, a quien funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, obligaron a borrar fotografías y mantuvieron retenido dentro de un centro electoral durante 30 minutos.

El presidente interino Juan Guaidó, por su parte, guardó silencio en sus redes sociales durante todo el domingo. Sin embargo, el sábado, el líder opositor aseguró en su cuenta personal de Twitter que Maduro «seguirá siendo ilegítimo, desconocido y además investigado por la CPI (Corte Penal Internacional). Ya él y su régimen saben las consecuencias de burlar las reglas democráticas. Estamos en dictadura, debemos salir de ella y el llamado es a luchar unidos hasta lograrlo». Guaidó, quien es reconocido como presidente legítimo por más de 50 países, dijo antes de las elecciones que «es momento de unificar la lucha por recuperar nuestra democracia».

Zapatero en Caracas para respaldar el fraude electoral diseñado por Maduro