La inacción de Pedro Sánchez para contener la crisis migratoria, en cifras de récord en 2020, la pone en relieve incluso Seguridad Nacional. En uno de sus recientes informes de situación sobre el Covid, el departamento adscrito a la Presidencia del Gobierno destaca que, mientras las entradas irregulares se han reducido en la Unión Europea debido a la pandemia del Covid, en España la inmigración ha subido.

«En España, el impacto de las restricciones del Covid-19 sobre las llegadas irregulares se considera temporal: desde agosto de 2020, el número de llegadas a España fue mayor que en 2019», señala Seguridad Nacional.

Un total de 41.861 inmigrantes en situación irregular llegaron a España por vía terrestre y marítima entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020, un 29% más que el año anterior, cuando llegaron 32.449.

Ese incremento se debe sobre todo a las llegadas a las Islas Canarias, desbordadas por la crisis migratoria. En 2020, arribaron a las islas 23.023 inmigrantes, un 756,8% más que en 2019, cuando lo hicieron 2.687, según datos del Ministerio del Interior. En cuanto al número de embarcaciones, el pasado año llegaron al archipiélago canario 745 cayucos frente a los 129 de 2019.

Seguridad Nacional incide en que, según datos de la UE sobre asilo y cruces fronterizos irregulares en los primeros diez meses de 2020, «se percibe el impacto de la pandemia en la migración a la UE». «La UE en su conjunto registró una disminución interanual del 33% en las solicitudes de asilo y los cruces fronterizos irregulares alcanzaron su nivel más bajo en 6 años».

Sin embargo, a continuación destaca que «en España, el impacto de las restricciones del Covid-19 sobre las llegadas irregulares se considera temporal» porque «desde agosto de 2020, el número de llegadas a España fue mayor que en 2019».

Principal puerta de entrada

España se colocó el año pasado como principal puerta de entrada de la inmigración en Europa, por delante de otros países que tradicionalmente se han visto también afectados por crisis migratorias, como Italia o Grecia. La razón principal ha sido la reactivación de la ruta migratoria de Canarias, considerada por Bruselas como la más mortal para alcanzar el continente.

Según la agencia de Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR, España superó el año pasado a ambos países en llegadas irregulares, al aumentar un 30% frente a 2019. Cabe recordar que ese año el Ministerio del Interior se jactaba de haber reducido a la mitad las llegadas en relación a 2018.

En diciembre, en plena polémica por la crisis migratoria en Canarias y el traslado de inmigrantes a la Península, Pedro Sánchez afirmaba en una entrevista que, desde que gobierna, los flujos de inmigración irregular han bajado un 50% con respecto a cuando gobernaba el PP. Una afirmación falsa ya que, por entonces, las llegadas eran un 14% superiores bajo el mandato del socialista.

Crisis en Canarias

En los últimos meses, el Gobierno se ha demostrado además incapaz de gestionar la llegada de inmigrantes por Canarias. El Ministerio del Interior negó durante semanas que estuviese llevando a cabo traslados de irregulares a la Península. OKDIARIO, sin embargo, reveló las pruebas que demostraban estos desplazamientos. El Ejecutivo acabó admitiendo que habían sido trasladados más de 2.500 inmigrantes a la Península, con Madrid, Málaga y Sevilla entre otros destinos.

Esa incompetente gestión ha convertido además a las islas en un polvorín. En las últimas semanas son habituales las peleas y altercados protagonizadas por una minoría de inmigrantes ilegales que recurren a la delincuencia como modo de vida, al no disponer de recursos. Estos inmigrantes, que viven en la calle, provocan momentos de gran tensión con los vecinos.

Otra de las críticas ha venido por el descontrol del Gobierno sobre el riesgo de contagio de los inmigrantes en los traslados. El Ejecutivo defendió que se trataba de un colectivo seguro, aunque nunca aclaró si a los inmigrantes se les realizaban pruebas PCR antes de los viajes. Como publicó este periódico, el Ministerio del Interior admitió desconocer el número de pruebas realizadas. 

(Luz Sela. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *