El Ministerio mantiene sin actualizar desde hace meses el número de fallecidos en geriátricos. Transparencia guardó silencio cuando le preguntaron por los datos. Las comunidades autónomas los mantienen actualizados.

Esta semana se cumplía un año desde que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, afirmara que no había “razón para alarmarse” por la covid-19 y la comparase con un resfriado. Unas semanas después, se declaraba el estado de alarma y los muertos comenzaban a contarse por miles en España. Uno de los principales focos de la infección ha estado en las residencias de ancianos, donde han muerto miles de personas.

Las comunidades autónomas ofrecen datos que actualizan periódicamente sobre estos fallecimientos. Como explican a Vozpópuli desde la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade), cada vez que se produce un fallecimiento en una residencia, un médico forense debe personarse para levantar acta y determinar la causa de la muerte. El informe se traslada automáticamente a las comunidades autónomas, que realizan sus estadísticas en base a estos datos.

El último dato que aportó el Ministerio de Sanidad procede de uninforme de finales de junio que se filtró a los medios de comunicación y que cifra en 18.883 los muertos en geriátricos directamente relacionados con la covid-19

El Gobierno, en cambio, no actualiza estos datos con tanta frecuencia. Es más, el último dato que aportó el Ministerio de Sanidad al respecto procede de un informe de finales de junio que se filtró a los medios de comunicación y que cifra en 18.883 los muertos en geriátricos directamente relacionados con la covid-19.

Esa cifra fue posteriormente corregida por el IMSERSO que la elevó hasta los 20.268, de los cuales el 51% estaban confirmados mediante prueba PCR o análisis serológico (10.364 fallecimientos), mientras que otros 9.904 fallecimientos se notificaron como “con síntomas compatibles” con la covid-19, pero sin confirmar con un test, tal y como explicaron fuentes gubernamentales.

Estos datos los recogió la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 en un extenso informe publicado el 24 de noviembre. En dicho documento, la Vicepresidencia de Pablo Iglesias no aporta datos nuevos sobre la mortalidad en estos centros y admite que «aún no es posible ofrecer una cifra consistente que relacione el total de fallecidos por la covid-19 en España con el total de fallecidos en residencias». Los fallecimientos que recogen son, por tanto, inferiores a los que han reportado las comunidades autónomas, que ascienden a 31.500.

Silencio de Sanidad

Este periódico preguntó el pasado 9 de febrero a las fuentes oficiales de Sanidad acerca del número total de muertos en residencias. Su respuesta fue la siguiente: “Los datos que tenemos completos y registrados, a través del informe que realiza el Instituto de Salud Carlos III, son por tramos de edad”. Este organismo cifra los muertos por edad, pero no especifica si se han producido en residencias de mayores o no.

Dos militares de la UME desinfectan una residencia de Alcobendas en marzo, en lo más duro de la pandemia. Ep

No ha sido la única vez que el departamento ministerial ha guardado silencio al respecto de las muertes en geriátricos. El pasado diciembre, el Consejo de Transparenciale instó a revelar esa información, en una resolución que adoptó tras haber recibido esa solicitud por parte de un particular, que fue el medio digital Datadista.

Los responsables de esta web habían preguntado previamente al buzón de Transparencia del Ejecutivo al respecto y no habían obtenido respuesta. Este periódico contactó hace unos días con Sanidad para preguntarle si reveló toda la información que le solicitó el Consejo de Transparencia. Varios días después de realizar esa consulta, no ha recibido respuesta.

Sobre los datos que han publicado algunos periodistas especializados al respecto, el departamento de Pablo Iglesias se expresaba de esta forma el pasado noviembre: “En algunos medios de comunicación, e incluso en algunos ámbitos especializados, se han relacionado, entendemos que erróneamente, esos 20.000 fallecidos en residencias con los más de 29.000 fallecidos confirmados por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica para ese periodo. Esto ha llevado a afirmar que casi el 70% de las personas fallecidas en España estaban en residencias. Sin quitar un ápice de gravedad a lo sucedido, creemos que esto no ha sido así».

Mortalidad por covid en las residencias

El secretario general de FSE-CCOO, Antonio Cabrera, explica a este diario que en los datos de fallecidos de Sanidad «están solo los computados con PCR. Ha habido bastantes muertes que no se han asociado a la covid porque no se ha hecho la prueba. Con lo cual, el dato no es real. Ha habido más muertes que en la estadística oficial«.

Asevera, además, que en la primera ola, hay muchos casos en los que el forense no pudo pasar a certificar la muerte, ya que «estaban desbordados». «La mortalidad ha aumentado mucho respecto al año pasado, y más de lo que indican las cifras por muerte covid de Sanidad», añade.

Cabrera reivindica que la pandemia de coronavirus ha puesto de manifiesto «la falta de recursos sanitarios en las residencias españolas». «Es indecente lo poco que cobran allí los sanitarios. Tanto es así, que los centros tienen problemas para contratar gente. Si no se mejoran los conciertos es imposible mejorar los salarios. Ahora mismo el Estado aporta el 17 por ciento de presupuesto al sector, y las CCAA el 83. Tendrían que estar en un 50/50», concluye.

(Borja Negrete. VozPopuli)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *