Sánchez rectifica y abrirá las fronteras con la UE el 21 de junio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

España abrirá sus fronteras con los países del espacio Schengen el próximo 21 de junio. Únicamente retrasará la apertura con Portugal, que se concretará el 1 de julio después de que así lo hayan acordado los gobiernos de ambos países. La decisión del Ejecutivo español fue anunciada ayer por Pedro Sánchez tras la reunión por videoconferencia que mantuvo con los presidentes de las comunidades y las ciudades autónomas.

Esta decisión respecto a los países Schengen supone una nueva rectificación sobre la hoja de ruta inicial de Moncloa. El Gobierno de Sánchez había mantenido hasta ayer mismo que abriría sus fronteras a los países de la UE el próximo 1 de julio. A pesar de la recomendación de la Comisión Europea de levantar los controles entre países Schengen a partir del 15 de junio, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, había venido insistiendo en no adelantar este paso hasta la entrada del próximo mes. Hay que recordar que España decretó el cierre de fronteras terrestres el pasado 16 de marzo, en plena explosión de la pandemia y apenas unas horas después de que entrara en vigor el estado de alarma.

Desde entonces solo se permite acceder al país a los ciudadanos españoles, a los residentes, a los trabajadores transfronterizos, a quienes acrediten causas de fuerza mayor o situación de necesidad, y al transporte de mercancías. El pasado 23 de mayo, cuando ya la pandemia estaba remitiendo, Sánchez anunció que a partir de julio se abrirían las fronteras a los visitantes extranjeros de forma segura. Y esa misma tesis han defendido todos los miembros del Gobierno hasta ayer. En lo que respecta a la frontera con Portugal, ésta se abrirá el 1 de julio. Ese día se celebrará un acto a ambos lados de la frontera en el que participarán el propio Sánchez, el Rey Felipe VI, el primer ministro portugués, António Costa, y el presidente de la república lusa, Marcelo Rebelo de Sousa.

Tras la apertura de las fronteras internas con los socios Schengen, se efectuará la que tenga que ver con terceros países. En ese contexto, se está trabajando para que la Unión Europea elabore una lista de países seguros de cara a la entrada de sus nacionales en territorio comunitario a partir de julio. El objetivo de España es que esa lista de países permita una apertura escalonada de los países. El deseo del Ejecutivo español es que en esa lista de países seguros se incluya sólo a aquellos que cumplan tres requisitos: una situación epidemiológica análoga o mejor que la de la UE, condiciones sanitarias en origen, en trayecto y en destino, y reciprocidad, esto es, que esos países acepten a viajeros de la UE.

Al margen de esto, Sánchez también avanzó ayer su intención de presentar este jueves un plan de impulso del turismo, coordinado con el sector y con las comunidades autónomas. Esta iniciativa buscará reactivar las zonas en riesgo de despoblación, mejorar las condiciones de empleo, con un enfoque especial en materia de precariedad y brecha de género, y facilitar la convivencia entre la población turística y la autóctona.

De la experiencia piloto de Baleares al plan Barajas que exige Ayuso

Antes de esas dos fechas –21 de junio y 1 de julio– marcadas en rojo dentro del proceso de vuelta a la normalidad, hoy comienza en Baleares el experimento de los corredores turísticos con Alemania. El plan piloto será más corto de los esperado precisamente por la decisión del Gobierno de adelantar la apertura de las fronteras: habrá seis vuelos –5 en Mallorca y 1 en Ibiza–, frente a los 41 programados- y en él participarán turistas pero también especialistas y personal propio de los turoperadores para evaluar las medidas de seguridad adoptadas y preparar un futuro «desembarco».

Dentro de estos protocolos para garantizar la seguridad de los turistas y, al tiempo, de la población de estos destinos, otro punto crucial serán los aeropuertos. En este contexto, el ejecutivo andaluz, cuya comunidad representa uno de los principales puntos de entrada de turistas extranjeros en la península, reclamó ayer a Sánchez un protocolo «garantista» para no «importar» casos con la apertura de las fronteras. El Gobierno madrileño, por su parte, exigió un plan específico para Barajas ante la inminente apertura del aeropuerto internacional. De cara a concretar este plan, está previsto que el ministro de Sanidad y el consejero madrileño se reúnan a lo largo de la semana para abordarlo.

Al margen de la movilidad internacional, el Gobierno gallego pidió una normativa que permita limitar los movimientos entre ayuntamientos y comunidades sin necesidad de activar nuevamente el estado de alarma. Murcia cuestionó la libre movilidad a partir del día 21 que estaban en distinta fase de desescalada. Cantabria permitirá desde el viernes la entrada y salida de personas de regiones limítrofes, eso sí, en fase 3 de desescalada, como País Vasco, Asturias y La Rioja.

Francia: sin limitaciones excepto con España y Reino Unido. Por Carlos Herranz

Francia reabre desde hoy sus fronteras terrestres, aéreas y marítimas y las del espacio Schengen a partir del 1 de julio siguiendo las recomendaciones de Bruselas, aunque la apertura al resto del mundo se hará de forma progresiva y diferenciada en función de cada país. Ayer, el presidente Emmanuel Macron también anunció que «todos los alumnos de manera obligatoria y en condiciones normales» volverán al colegio el 22 de junio. «En vista de la evolución favorable de la situación sanitaria en Francia y Europa y conforme a las recomendaciones de la Comisión, Francia levantará a las 00:00 del 15 de junio todas sus restricciones de circulación», han indicado en un comunicado conjunto los ministerios galos de Exteriores e Interior.

Todos los viajeros procedentes del espacio europeo podrán entrar en territorio francés sin restricciones. Hay sin embargo dos excepciones. España «ha decidido mantener hasta el 21 de junio sus restricciones de circulación y la exigencia de una cuarentena para los pasajeros aéreos procedentes de países europeos» y por tanto, y en «acuerdo» con las autoridades españolas, Francia también seguirá imponiendo hasta esa fecha una cuarentena voluntaria. Del mismo modo, aunque el 15 de junio los viajeros procedentes de Reino Unido ya podrán ingresar en territorio francés, deberán observar, «hasta nueva orden», una cuarentena.

Bruselas: casi la totalidad del espacio Schengen levanta los controles. Por Mirentxu Arroqui

Mientras la normalidad vuelve al espacio Schengen con el levantamiento de los controles fronterizos en casi la totalidad de los países del club comunitario desde el día de hoy, la Península Ibérica se convertirá de facto en una isla hasta el 21 de junio. Consciente de esta situación de excepcionalidad, la Comisión Europea presionó el pasado jueves a los gobiernos españoles y portugués para que siguieran la estela de la práctica totalidad de los países europeos y abriesen las fronteras desde el día de hoy, debido a la reducción generalizada del número de contagios. Italia ya dio este paso el pasado día 3 de junio en su estrategia para adelantarse en la carrera de captar turistas europeos, mientras que el grupo en el que se encuentran ,entre otros, Francia, Alemania, Bélgica y Holanda dará hoy este paso.

Entre los más rezagados, aparte de España y Portugal, también hay que incluir a otros Estados como Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia y Malta. «La Comisión recomienda encarecidamente a los Estados que todavía no lo han hecho que finalicen el proceso de levantar los controles y las restricciones al libre movimiento dentro de la UE en las fronteras interiores para el 15 de junio de 2020,» pedía el texto desvelado la semana pasada. Unos ruegos que han tenido su efecto en el caso de la frontera con Francia ya que el Gobierno había fijado inicialmente la apertura de fronteras el 1 de julio, al igual que con Portugal.

Alemania: abre sus lindes salvo para vuelos desde nuestro país. Por Carmen Negrete

El Ministerio de Exteriores alemán parece querer favorecer a los países europeos en este momento de crisis del turismo y esta semana decidió levantar la recomendación de no viajar al exterior, manteniéndola para otros 170 países, entre ellos Turquía. La decisión tiene consecuencias en la práctica, ya que han asegurado que en caso de confinamiento o brotes en los países de veraneo el Ministerio no repatriaría a los turistas. El Ministro de Exteriores turco se mostró enfadado al respecto y pidió a su homólogo que retirase dicha recomendación en relación a su país. Turquía tiene unos estrechos lazos con Alemania, ya que la mayor minoría del país es la turca.

Desde el aeropuerto de Múnich se podrá volar desde este lunes a un total de 60 destinos, el doble de los de la semana pasada. Entre las ciudades receptoras de viajeros están Londres, Madrid, Barcelona o Málaga. Lufthansa, que ha sido salvada de la bancarrota con una inversión y créditos de unos 9000 millones de euros y que ahora ha anunciado que quiere despedir a 22.000 trabajadores, dijo esta semana que a partir de julio ofrecerá un servicio voluntario de test de coronavirus en los aeropuertos den Múnich y Frankfurt para los pasajeros que lo deseen. Los vuelos procedentes de España las restricciones se mantendrán una semana más.

(Diario La Razón)