Retirada la inmunidad parlamentaria al prófugo Carles Puigdemont

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El hecho de que el TGUE haya retirado la inmunidad no implica que ninguno de los tres vaya a ser detenido

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha retirado la inmunidad parlamentaria al prófugo separatista Carles Puigdemont y a otros dos eurodiputados de JxCAT, Toni Comín y Clara Ponsatí, también fugados de la Justicia española.

El tribunal revoca de esta forma la decisión provisional que se adoptó el pasado 2 de junio por la que se concedía temporalmente la inmunidad parlamentaria hasta que resolviera sobre el recurso que los tres eurodiputados presentaron contra la decisión del Parlamento Europeo de aceptar el suplicatorio que solicitó el Tribunal Supremo, y retirarles el privilegio.

Puigdemont y el resto de los consellers siguen ejerciendo como eurodiputados

El TGUE en su escrito especifica que, pese a la retirada de la inmunidad europea, «sí que gozan de dicha inmunidad en sus desplazamientos al lugar de reunión del Parlamento o cuando regresen de este», y por tanto, «pueden desplazarse para acudir a reuniones del Parlamento»

Según el Tribunal General de la UE, el político independentista no ha podido demostrar que su detención sea inminente

Tribunal Supremo

Por otra parte, el hecho de que el TGUE haya retirado la inmunidad no implica que ninguno de los tres vaya a ser detenido, y posteriormente extraditado, de momento. El magistrado instructor del procés, Pablo Llarena, envió hace unos meses una cuestión prejudicial a este órgano europeo y, hasta que el TJUE no resuelva sobre esa cuestión planteada por Marchena, no se volverán a activar las órdenes de detención europeas que pesan sobre los tres fugados.

Es más se especifica que «mientras que el TJUE no se pronuncie en el asunto prejudicial, nada permite considerar que las autoridades judiciales belgas, o que las autoridades de otro estado miembros puedan ejecutar las órdenes de detención europeas dictadas contra los diputados y entregarlos a las autoridades españolas».