Moncloa prevé más desgaste hasta otoño con la amnistía bloqueada y maniobra para anular al juez Peinado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Fuentes jurídicas esperan maniobras de Moncloa y un ‘efecto sorpresa’ para intentar paralizar la declaración de Begoña Gómez el 5 de julio recusando antes al magistrado

La llegada del verano, la renovación del CGPJ, la incógnita de cómo podrá concluir la negociación de una investidura en Cataluña o la posible repetición electoral, la parálisis legislativa para no tener más revolcones de sus socios, y sobre todo, el laberinto judicial que en diversos frentes afecta a Sánchez ya sean familiares o de partido, le dejan de momento con escaso margen de maniobra.

Renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

En primer lugar, aunque Feijóo está por la labor de pactar – y blanquear de nuevo a Sánchez- con el CGPJ hay sectores del PP que se oponen, especialmente Isabel Díaz Ayuso . Aún así, en sectores judiciales ya circula una lista con hasta una quincena de nombres con puesto asegurado en un hipotético nuevo CGPJ, se mantiene en absoluta reserva el nombre de quién ocuparía la nueva presidencia del Consejo y del Tribunal Supremo.

La estrategia del filomasón Bolaños ha sido la de ofrecer al PP la presidencia del Tribunal Supremo. como ‘anzuelo’ para que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, Esto haría que la entrega y humillación de Feijóo no fuera tanta.

Acuerdo global ante un complicado jeroglífico judicial

El otro anzuelo que ha lanzado el PSOE al PP es de un acuerdo global que incluya en un mismo paquete la renovación del Consejo de RTVE, la presidencia del Banco de España, esa vacante del TC y el CGPJ, el miércoles Sánchez lanzó el mensaje, públicamente y en el Congreso, de que «lo haremos, con ustedes o sin ustedes».

Con todo, es el ‘jeroglífico judicial’ lo que más inquieta al PSOE. De un modo u otro, prevén que la ejecución de la amnistía pueda quedar bloqueada en breve. O bien porque el Tribunal Supremo decide una ‘aplicación selectiva’ que excluiría, entre otros, a Carles Puigdemont o a Oriol Junqueras, dado que los delitos de malversación y terrorismo chocarían con la legislación europea; o bien porque finalmente decidan plantear una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE, que paralizaría su aplicación de inmediato, y durante un periodo de entre dos meses y un año, como mínimo.

A esto se une una nueva complicación: la decisión del juez de Barcelona Joaquín Aguirre de elevar una exposición razonada al Supremo para que investigue a Puigdemont también por un presunto delito de traición a través de la conexión de líderes del ‘procés’ con una trama rusa de financiación vinculada a la declaración unilateral de independencia de 2017.

Por otra parte, Magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo llevan días «encerrados» estudiando los argumentos de la Fiscalía favorables a aplicar la amnistía, pero sobre la idea generalizada de combatirlos. No será hasta finales de la semana que viene cuando los magistrados Manuel Marchena, Pablo Llarena y Susana Polo se pronuncien. Al menos ese es el cálculo en la Sala. En paralelo, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón mantiene paralizada la idea de recurrir ante Europa, al menos hasta que se pronuncie el Supremo.

De acudir a Europa, y a priori, el juez Llarena tendría que levantar la orden de detención de Puigdemont, que pese a sus avisos ahora parece tener descartado regresar a España hasta que el panorama de su situación procesal en las distintas causas pendientes se le haya aclarado definitivamente. Eso, sostienen las fuentes socialistas, alteraría mucho el alambicado panorama político«Puigdemont es imprevisible, y la investidura de Illa se está complicando sobremanera porque ERC está en plena guerra civil, discutiendo a Junqueras, y manejando seriamente la opción de provocar unas nuevas elecciones autonómicas«.

Ante el juicio de Begoña Gómez: ¿Una recusación de Peinado?

Al margen queda la notable preocupación de Sánchez por los efectos que pueda tener en adelante la investigación penal a su esposa Begoña Gómez. Todo el mundo sabe que Sánchez no se va a quedar quieto. De hecho, se esperan ‘maniobras’ de Moncloa en los próximos días, antes de que el 5 de julio la mujer del presidente del Gobierno tenga que acudir a declarar al Juzgado de Instrucción 41 de Madrid, cuyo titular es Juan Carlos Peinado.

¿Cuáles serían esas maniobras? Pueden ser desde un ‘efecto sorpresa’ consistente en la recusación del juez por una supuesta falta de imparcialidad o, incluso, por un criterio de ‘enemistad manifiesta’. Los ácidos intercambios de ‘mensajes’ entre el juez y el abogado de Begoña Gómez, el exministro socialista de Interior Antonio Camacho, tendrían ese objetivo por parte de la defensa.

De producirse, con mucha probabilidad se aplazaría la declaración de Gómez al menos hasta después de verano porque esa hipotética recusación tendría que ser resuelta por la Audiencia Provincial de Madrid, lo que prolongaría el proceso hasta agosto, mes inhábil en los Tribunales. De cualquier modo, el pronóstico procesal es incierto para Begoña Gómez y eso añade inquietud y prisas a La Moncloa.

En definitiva, muchos frentes abiertos para Sánchez que le provocarán mucho, mucho desgaste político.

Fuente: Manuel Marín| Voz Populi

Comparte en Redes Sociales
Evita la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de TelegramNewsletter
Síguenos en Telegram: https://t.me/AdelanteEP
Twitter (X) : https://twitter.com/adelante_esp
Web: https://adelanteespana.com/
Facebook: https://www.facebook.com/AdelanteEspana/

Deja un comentario