Mayor sosiego en las protestas de EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El tono de las protestas se vuelve más tranquilo tras días tensos entre manifestantes y policías, con imágenes de violencia callejera y destrozos en comercios. La bajada de tensión coincide tanto con el multitudinario funeral para George Floyd, que contó con la presencia de familia, artistas, políticos y activistas de derechos civiles, como con la presentación de cargos contra los cuatro policías involucrados en la muerte de Floyd. También coincide con la movilización de la Guardia Nacional por parte de algunos estados y del gobierno federal.

En manifestaciones por todo el país, algunos manifestantes indicaron a periodistas de Associated Press que la ira pública tras la muerte de Floyd no era sostenible. «Personalmente, creo que no puedas amotinarte todos los días por casi una semana», dijo Costa Smith, manifestante de 26 años en Atlanta, Georgia.

Aunque muchos esperan que esta desescalada de tensiones indique una vuelta al orden, muchos activistas por los derechos de la población afroamericana insisten en que la tranquilidad no volverá hasta que que se consigan las reformas en la policía que reclaman. El conocido activista de la era de los 60, Al Sharpton, declaró en una de las ceremonias en memoria de Floyd que las protestas se convertirían en un movimiento para «cambiar todo el sistema de justicia», urgiendo a los congregados ponerse en pie «en nombre de George y decir “¡quita tu rodilla de nuestros cuellos!”»

Aunque siguen candentes algunos focos de violencia, particularmente en el estado de Nueva York, con incidentes tanto en la capital de Buffalo como en el barrio neoyorquino del Bronx, otras ciudades como Seattle por fin respiran en paz. La noche del miércoles fue la primera pacífica en la esta ciudad del estado de Washington desde que empezaron las protestas la semana pasada. El ayuntamiento y los mandos de la policía se han esforzado en rebajar las tensiones con los manifestantes, prometiendo que harán seguimiento de todas las quejas que se presenten.

Tras varias noches con vehículos en llamas, tiendas asaltadas y ataques violentos por parte de manifestantes y el uso de gas pimienta y balas de goma por parte de los antidisturbios, la alcaldesa, Jenny Durkan, declaro en Twitter «a aquellos que se manifiesten pacificamente esta noche, sabed que podréis seguir manifestándoos. Queremos que se sigan oyendo vuestras voces.»

(Redacción)