Marlaska ha beneficiado a más de 200 terroristas etarras desde que es ministro del Interior

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ya son 66 los etarras que han ido a prisiones vascas por decisión del Gobierno de Pedro Sánchez.

El Gobierno dijo que respetaría la memoria de las víctimas del terrorismo de ETA. El Gobierno dijo que no habría agravios. El Gobierno dijo que no acercarían a los que tuvieran delito de sangre para no hacer sufrir más a las víctimas.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que las víctimas estarían en el corazón de sus decisiones. El ministro del Interior alejó la posibilidad de que los presos con delitos de sangre obtuvieran ventajas penitenciarias.

Pero la realidad es que tanto el Gobierno y el ministro del Interior han traicionado esas promesas y ya ha acercado más de 200 terroristas de ETA

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha reactivado los acercamientos de presos de la banda terrorista ETA al trasladar, tras un mes sin anuncios en esta materia de la política penitenciaria, a siete condenados por terrorismo, seis de ellos directos a cárceles del País Vasco. Con estos, ya son 66 los etarras que han ido a prisiones vascas por decisión del Gobierno de Pedro Sánchez.

202 etarras trasladados

Según los datos recopilados por la AVT, desde la llegada a la Moncloa en 2018 de Pedro Sánchez, se han aprobado 263 traslados que se corresponden a 202 etarras. Al País Vasco han ido 66 condenados y a Navarra otros 14. En total, 109 tenían delitos de sangre, que se corresponde a 97 presos con 296 víctimas en 216 atentados.

Casi la mitad de los 296 presos acercados a cárceles vascas o que mejoraron de régimen penitenciario no tenían el visto bueno

Los 7 últimos etarras traslados

Irán a la prisión de Basauri  (Vizcaya).

Asier Rodríguez López. La Audiencia Nacional le condenó a 22 años y medio de cárcel por el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete (Vizcaya) el 5 de agosto de 2001.

José Ángel Lerín Sánchez. Fue condenado a 17 años de prisión por la colocación en enero de 2005 de una mochila-bomba en el hotel Port Denia (Alicante), cuya explosión provocó cinco heridos.

Irán a Bilbao

Guillermo Merino Bilbao. Fue condenado a 49 años de cárcel por pertenencia a banda armada, depósito de armas, falsificación documental, dos tentativas de asesinato, robo con violencia y detención ilegal.

Ibai Aguinaga Guinea. Fue condenado a 21 años de prisión en 2012 por pertenencia a banda armada, depósito de armas y explosivos y falsificación documental.

Irán a Álava

Jon Etxeberría Oiarbide. Fue condenado en 2019 a nueve años de prisión por un delito de depósito de armas y explosivos por la furgoneta de ETA interceptada en 2017 en Óbidos (Portugal).

Iosu Ordoñez Fernández. En 2007 fue condenado a 17 años y medio de prisión por participar en el secuestro el 11 de noviembre de 1996 del industrial vasco Cosme Delclaux, quien permaneció retenido durante 232 días en el mismo zulo en el que estuvo encerrado el empresario José María Aldaya, ubicado en una nave industrial en Irún (Guipúzcoa).

Finalmente, Manuel Miner Villanueva. En 2003 la Audiencia Nacional le condenó a 97 años de prisión como responsable del asesinato del agente de la Erzaintza Iñaki Totorika Vega. También fue condenado en 2006 a 253 años de prisión por el atentado en el estadio Santiago Bernabéu, en el que resultaron heridas 22 personas por la explosión de un coche bomba el 1 de mayo de 2002.