Los argumentos feministas más torpes contra la custodia compartida (Parte 1) | Yobana Carril

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En los Juzgados de Familia, jueces, fiscales y abogados estamos acostumbrados a oír todo tipo de argumentos de los progenitores, desde luego unos son más acertados que otros, pero hay algunos que han calado en el sentir popular y se oyen en las terrazas de los bares, en las reuniones de amigos y en redes sociales como si fuesen verdades incuestionables.

Esto no pasaría de ser anecdótico si no fuese porque algunos de estos argumentos han sido recibidos con perversas sonrisillas por muchos fiscales y algunos jueces….

Vamos a destripar algunos de los argumentos más oídos y hoy os hablo del que más suelo escuchar:

Los padres piden la Custodia Compartida para no pagar pensión

Éste para mí es el argumento más diabólico de todos, primero por ser incierto y segundo por carecer de sentido.

Vamos a ver un caso real en que a un padre de dos niños le acuerdan un régimen de visitas y una pensión de unos 300 euros mensuales por hijo, siempre con los gastos extraordinarios aparte y a la madre se le concede el uso de la vivienda familiar, en este caso ambos progenitores tienen un sueldo muy similar, de unos 1600 euros mensuales, los niños van a un colegio concertado, por el que se abona durante 10 meses al año 140 euros mensuales por cada niño, comedor incluido.

Además, ambos progenitores abonan una hipoteca de unos 500 euros al mes, es decir, 250 euros cada uno, más el IBI y el seguro de la casa al 50%.

Se entiende que como tienen sueldos iguales, ambos progenitores van a destinar a la manutención de los menores 600 euros. Hasta ahí nadie ve ningún problema, ¿verdad?

Pero…. ¿estamos seguros de que esto es justo?

Si tenemos en cuenta que entre los dos padres ponen 1200 euros al mes para que la madre afronte la manutención  de los menores,  ya que ese dinero lo gestiona la madre, este sería el dinero que “consumen” los hijos de este señor, pero… resulta que el papá tiene a los niños dos fines de semana al mes desde el viernes hasta el lunes a la entrada en el colegio, con algún que otro puente al año, además tiene a los menores la mitad de las vacaciones de Semana Santa, verano y Navidad, pero el papá sigue pagando los 600 euros al mes aunque en julio y agosto por ejemplo los tenga la mitad del tiempo; pero es que a esto hay que sumarle que el papá pagará el 50% de las clases particulares, de las actividades extraescolares, de los gastos médicos no cubiertos por la seguridad social (gafas, dentista, ortodoncia, etc…), pagará además el 50% de cursos en el extranjero, gastos universitarios, etc…  ¡Vaya la de gastos que tienen los niños!

Entonces, cuando el papá quiere la custodia compartida aparece la sombra de: “la pide para no pagar la pensión”, a mi cuando me dicen eso en Sala, se me escapa por un lado una sonrisilla de: “te voy a dar para el pelo” y por otro lado me hierve la sangre y me pongo a mil.

Y me surge esta pregunta ¿Es que los niños en casa del padre no comen, no se duchan, no gastan luz, no visten, no necesitan internet…?

Se supone que lo que pagaba el padre de pensión es lo que gastaban los niños en 15 días, ¿no? Entonces la pregunta no sería ¿Obstaculiza la madre la custodia compartida porque al final, en la mayoría de los casos, las pensiones que pagan los padres casi cubren el 100% de los gastos de los niños?

Pues el padre dejaría de abonar la pensión, pero tendrá que mantener a sus hijos 15 días al mes, así que…. ¿Dónde está el negocio para el padre?

Además, no olvidemos que, en el caso de la custodia exclusiva de la madre,  el gasto de vivienda de los niños ya lo están cubriendo los progenitores con la vivienda de la que pagan hipoteca, pero claro… la mamá vivía en esa vivienda de la que paga el 50% de la hipoteca, y el papá tenía que pagar esos 250 euros más un piso de alquiler. Por lo tanto… ¿No tiene más intereses personales la madre en mantenerse en esa vivienda?

En uno de los casos que llevé en Segovia, la madre no trabajaba, el padre ganaba 1400 euros al mes (funcionario) y en el divorcio la madre pedía el uso exclusivo de la vivienda (que era de su marido) y una pensión de alimentos para los dos niños de 1500 euros…. Decía que eso es lo que gastaban sus hijos, sin embargo, durante el matrimonio los 4 habían vivido con 1400…. ¿se puede tener más jeta???.

¡Cómo veis, no siempre todo es tan sencillo como parece! Sin embargo a las feministas este argumento les encanta, y lo peor es que no cuestionan el interés que pudiera tener la madre, solo el que pudiera tener el padre.

En el próximo artículo os hablaré de “La custodia debe tenerla la madre porque el niño tiene TDAH, o alergias graves, o…..”

Os voy a contar dos casos reales, que no tiene desperdicio.

Nos vemos en breve y no olvidéis pensar y cuestionar un argumento antes de interiorizarlo….

Yobana Carril | Abogada en derecho de familia, custodia compartida y violencia de género