Los aeronáuticos ridiculizan a Sánchez: los vuelos cortos que quiere prohibir sólo emiten el 0,1% del CO2

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Prohibición ideológica y sectaria y no es ni científica ni técnica

El plan del Gobierno para acabar con los vuelos en avión de corta duración, para evitar las emisiones de dióxido de carbono que producen, no se sustenta en datos científicos. Así lo aseguran desde el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE), que acaba de revelar un informe en el que demuestran que esas emisiones sólo suponen un 0,1% del total a nivel nacional.

Plan España 2050 y Agenda 2030

El ‘Plan España 2050’ anunciado a bombo y platillo por Sánchez el pasado mes de mayo, y que está en línea con la agenda 2030 impulsada por el Foro de Davos y el Nuevo Orden Mundial  incluye entre sus líneas de acción la prohibición de los trayectos que se realizan en avión y que tengan como alternativa un viaje en tren inferior a las dos horas y media de duración – por cierto, algo sobre lo que el presidente no da ejemplo, como sus habituales viajes en Falcon o sus desplazamientos en helicóptero-. Esa medida afecta de lleno a los trayectos que unen Madrid con ValenciaSevilla o Alicante. Rutas esenciales para el transporte de pasajeros en España que se quedarían sin conexiones aéreas.

Mentira del Gobierno que no tiene base científica

La explicación del Gobierno, es que esta medida sería clave para disminuir el impacto medioambiental del transporte aéreo. Medida que ha sido totalmente rechazada por el sector aeronáutico tras constatar que los argumentos pseudos ecologistas del Gobierno no tienen base científica: la suma anual de los vuelos que Sánchez quiere prohibir sólo supone un 0,1% de las emisiones de gases nocivos a nivel nacional.

Esa es la conclusión de un informe del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos, que ha analizado los datos de la actividad aérea en España en 2019, justo antes de la pandemia.

Intento de eliminar el Puente aéreo entre Madrid y Barcelona

Por otra parte, el informe de los aeronáuticos también se centra en el plan para reemplazar el puente aéreo entre Madrid y Barcelona, dejando únicamente como alternativa la alta velocidad ferroviaria. Ese puente aéreo emitió en 2019 el 0,68% de las emisiones totales de la aviación en 2019, por lo que su señalamiento tampoco se basa en criterios científicos.

Además, el COIAE advierte que la prohibición de este tipo de vuelos en los aeropuertos de Madrid y Barcelona tan sólo afectarían al 5% de las operaciones aéreas. Es decir, supondría romper rutas esenciales de transporte pero para obtener un rédito mínimo en términos medioambientales.

Prohibición ideológica y no científica

Por ello, el Colegio de Aeronáuticos considera que la medida de Sánchez «tiene un impacto real inapreciable en las emisiones, y por tanto, es ineficaz en la lucha contra el Cambio Climático».

En definitiva no es una cuestión científica o técnica su prohibición sino claramente ideológica y sectaria