Las placas solares arrasan el campo con un aumento del 166% en ocho años (I)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ya hay 50.000 hectáreas de superficie de paneles solares y están previstos 100.000 hectáreas

Mientras el Gobierno italiano de Georgia Meloni veta por decreto la instalación de paneles solares en terrenos agrícolas, en España se continúa velozmente la implantación de la hoja de ruta de la agenda 2030 con un incremento vertiginoso y a un ritmo imparable de los parques fotovoltaicos.

En los últimos 8 años, el incremento ha sido del 166%, una tendencia que se ha acelerado en los últimos tres años con un crecimiento anual que ya supera el 20%. Y este aumento no frena, porque según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, la superficie de paneles solares se duplicará en los próximos años.

Ya hay 50.000 hectáreas de superficie de paneles solares y están previstos 100.000 hectáreas

El ministerio que dirige el socialista Luis Planas ha publicado en su página web el  documento «Extensión de los parques fotovoltaicos en España», en el que se señala que este tipo de instalaciones energéticas ocupan en España una superficie cercana a las 50.000 hectáreas (datos de 2023), mientras que en 2016 era de 19.000 hectáreas. Es decir, en los últimos ocho años, el incremento en términos relativos es del 166%, algo que sin embargo no se ha traducido en una bajada del precio de la factura de la luz.

El Ministerio de Agricultura apunta, además, que si finalmente se ejecutan la totalidad de los proyectos evaluados de grandes instalaciones fotovoltaicas (superiores a 50 megavatios), la superficie podría alcanzar en los próximos años las 100.000 hectáreas.

Cambio en el uso del suelo

Los cambios en el uso del suelo entre los años 2012 y 2022, muestran que un 82% de las aproximadamente 23.000 nuevas hectáreas de paneles solares provienen de tierras de secano, un 11% de tierras de regadío y un 7% de superficies forestales y no agrarias.

El cambio a parques fotovoltaicos se ha realizado principalmente desde cultivos de cereales (21%), barbecho (11%), cultivos industriales en su mayoría de girasol (10%) y olivar (6,6%).

Las fotovoltaicas disparan el precio del terreno agrícola: «A 2.000 euros la hectárea, la agricultura se va al garete»

Agricultores y sindicatos agrarios denuncian que la «alta rentabilidad» que ofrecen las empresas de paneles solares a los dueños de las tierras reduce la oferta y encarece el alquiler «hasta el triple» “Hasta hace poco, se pagaban 100 euros al año por rentar una hectárea, pero ahora, con la presión de las renovables, sobre todo de las fotovoltaicas, se ha triplicado el precio. Con el precio de los costes que estamos sufriendo, ¿cómo va a ser rentable plantar cereal? Mucha gente joven no se plantea ya entrar a la agricultura”. Quien habla es Gabriel Delgado, secretario general del sindicato agrario UPA en Burgos, la provincia donde más se ha disparado el precio del terreno agrícola de toda Castilla y León en los últimos años.

Solo en un año, de 2021 a 2022, el precio de la tierra ha crecido un 4% en Castilla y León, uno de los graneros de cereal de España. Detrás del fenómeno, según los sindicatos agrarios, la alta demanda de las empresas de energía renovable, fundamentalmente las fotovoltaicas, que “están favoreciendo la especulación con la entrada de fondos de inversión [muchos de ellos extranjeros] y de particulares que están haciendo negocio” con la compra y el alquiler de tierras. 

Alta rentabilidad

La génesis de lo que está ocurriendo se sitúa, según explican los sindicatos, en que las compañías que quieren montar placas fotovoltáicas están ofreciendo de alquiler por hectárea a los propietarios entre 1.500 y 2.000 euros, una alta rentabilidad “que está reventando el sector». Muchos agricultores, la mayoría, no son propietarios de las tierras sino que las rentan y cada vez hay menos terreno agrícola disponible porque muchos dueños prefieren alquilarlas a las renovables -normalmente son contratos de arrendamiento a más de 20 años- antes que a los agricultores. Al haber menos terreno libre para montar plantaciones, su precio aumenta exponencialmente.

“La especulación está afectando mucho al sector. Muchos propietarios ya no te quieren arrendar las tierras por si acaso vienen los de las solares con los sacos de billetes. Todo esto va en contra del modelo de agricultura familiar, que es la que está haciendo que se mantenga la población en las zonas rurales”, explica Manuel Alcaide, técnico del sindicato COAG de Valencia, donde hay zonas con una fuerte oposición a los proyectos de las renovables.

Fuente: El periódico de España | Libertad Digital

Comparte en Redes Sociales
Evita la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de TelegramNewsletter
Síguenos en Telegram: https://t.me/AdelanteEP
Twitter (X) : https://twitter.com/adelante_esp
Web: https://adelanteespana.com/
Facebook: https://www.facebook.com/AdelanteEspana/

Deja un comentario