La “resistencia” se extiende: las caceroladas se multiplican

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Lo que empezó esta semana siendo un acto espontáneo de unas pocas personas en la calle de Núñez de Balboa de Madrid se ha ido convirtiendo, poco a poco, en un movimiento de protesta, o de “resistencia” como algunos le han dado en llamar, contra el Gobierno de Pedro Sánchez que reúne cada vez a más y más personas en una mancha que se va extendiendo por distintas zonas de Madrid, como Chamartín, Chamberí o Aravaca

Así, por cuarto día consecutivo se han repetido las caceroladas en la calle protagonizadas por vecinos que, contrarios a la gestión del Gobierno, se echan a la calle una vez terminado el confinamiento, y protestan con todo lo que tienen a su alcance.

Cancelada contra el gobierno . Protesta . Coronavirus .
Cancelada contra el gobierno . Protesta . Coronavirus ./Foto: Ruben mondelo ./La razon .
Cancelada contra el gobierno . Protesta . Coronavirus .
Cancelada contra el gobierno . Protesta . Coronavirus ./Foto: Ruben mondelo ./La razon .
Ver imagen en Twitter
Video insertado
Video insertado
Video insertado
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Video insertado

En este sentido, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado este miércoles que las caceroladas son una “forma pacífica de protesta inaugurada por Unidas Podemos”, en relación a una reciente protesta contra el Gobierno central en la calle Núñez de Balboa de la capital.

En declaraciones a los periodistas, el alcalde ha afirmado que “la única reflexión” que tiene que hacer acerca de esa cacerolada es que “los mismos que promovieron caceroladas contra su majestad el rey y los mismos que han promovido protestas contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid (…) no se pueden quejar ahora de que la gente haga caceroladas” contra el Gobierno central.

«Las caceroladas en el caso de que se quieran hacer desde luego hay que hacerlas cumpliendo las normativas del estado de alarma. Pero si se cumple la normativa, es una forma pacífica de protesta que inauguró Podemos contra su majestad el rey», ha apostillado.

Martínez-Almeida ha añadido que “parece mentira que ahora se le niegue a otros lo que ellos (Unidas Podemos) en su momento promovieron” y ha aseverado que “la cacerolada como protesta no significa que no se pueda aplaudir a los sanitarios o quitarles mérito” porque a su juicio “son perfectamente compatibles”.

“Lo que no es compatible es promover una contra el rey y negar a otros que puedan protestar contra el Gobierno de la nación”, ha añadido.

En términos parecidos se ha mostrado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha afirmado que las protestas contra las administraciones son legítimas “siempre y cuando se hagan cumpliendo las normas de seguridad” y “se guarden las distancias”, en relación a una reciente protesta contra el Gobierno central en la calle Núñez de Balboa de la capital.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Efe, la edil de Ciudadanos ha defendido este miércoles que la protesta «es siempre legítima, siempre que sea con respeto».

“Yo es que soy liberal, y eso lo aplico a todas las facetas de mi vida. Por tanto las protestas, siempre y cuando se hagan cumpliendo las normas de seguridad, pueden tener lugar (…). Y ahora mismo hay mucha gente que está queriendo expresarse y a mí me parece bien, tanto si lo hacen contra el Gobierno (central) como si lo hacen contra el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid”, ha defendido.

(Diario La Razón)