España se ha convertido en un país de inmigrantes…sobre todo marroquíes y rumanos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La migración impulsa la población de España que alcanza un nuevo máximo, con 47.432.805 habitantes. 

 El número de inmigrantes se recupera tras el fuerte descenso de 2020 y el de emigrantes crece y alcanza el nivel más elevado desde 2014

La población extrajera residente en España es principalmente de Marruecos (776.223), seguida de Rumanía (632.859)

Un saldo migratorio positivo de 148.677 personas impulsó el crecimiento poblacional de España que ha alcanzado un nuevo máximo de la serie de cifras de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) al situarse en 47.432.805 habitantes a 1 de enero de 2022 según los datos provisionales de las cifras de población y la estadística de migraciones correspondientes a 2021 y publicados por el INE.

Así, la población residente en España aumentó en 34.110 personas durante el año 2021 y se situó en 47.432.805 habitantes a 1 de enero de 2022 por lo que alcanza un nuevo máximo.    En concreto, a enero de 2012 la población era de 46.818.216 para empezar descender en los años 2013, 2014, 2015 y 2016.

El ascenso empezó en enero de 2017 (46.527.039), prosiguió en 2018 (46.658.447) y continuó en 2019 (46.937.060), 2020 (47.332.614) y en 2021 (47.398.695).

El aumento poblacional depende solo de la inmigración

El aumento poblacional lo componen el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) y el saldo migratorio. Pues bien, en el año 2021 España tuvo un saldo vegetativo negativo de 113.023 personas (336.247 nacimientos, frente a 449.270 defunciones), compensado por un saldo migratorio positivo de 148.677 personas (hubo 530.401 inmigraciones procedentes del extranjero y 381.724 emigraciones con destino al extranjero). De este modo, el crecimiento poblacional de España se debió al incremento de las personas de nacionalidad extranjera, ya que las de nacionalidad española se redujeron.

Así, el número de extranjeros aumentó en 49.612 personas durante 2021, hasta un total de 5.417.883 a 1 de enero de 2022. Este incremento respondió, en su mayor parte, a un saldo migratorio positivo de 153.094 personas.

Por el contrario, la población de nacionalidad española se redujo en 15.502 personas. Esta evolución fue resultado de un saldo vegetativo negativo (de 153.910 personas) y de un saldo migratorio también negativo (4.417 personas), que no se vieron compensados por las adquisiciones de nacionalidad española (que afectaron a 144.012 personas).

En el caso de los españoles nacidos en España, esta población descendió en 131.080 personas a lo largo del año 2021.

Principales nacionalidades extranjeras

La población extrajera residente en España es principalmente de Marruecos (776.223), seguida de Rumanía (632.859), Reino Unido (316.529), Colombia (315.885), Italia (298.817) y Venezuela (220.461).

Entre las principales nacionalidades extranjeras, los mayores incrementos se dieron en la población italiana (19.093 más), colombiana (18.203) y venezolana (11.481), mientras que los mayores descensos corresponden a la de Rumanía (-25.146), Ecuador (-5.755) y China (-4.516).

En términos relativos, los mayores crecimientos de población durante el año 2021 se dieron entre los residentes con nacionalidad de Italia (6,8%), Colombia (6,1%), y Perú (5,6%), mientras que los mayores descensos entre los nacionales de Ecuador (-4,5%), Rumanía (-3,8%) y Bulgaria (-3,1%).