La juez de vigilancia penitenciaria ha suspendido cautelarmente la semilibertad de los ex consellers Jordi Turull y Josep Rull, que desde mañana ya no podrán salir de prisión, al igual que ocurre con el ex vicepresidente Oriol Junqueras, los exc onsellers Joaquim Forn y Raül Romeva y los ‘Jordis’.

En sendas providencias la titular del juzgado de vigilancia penitenciaria número 5 de Cataluña, de la que depende la revisión de las clasificaciones de la cárcel barcelonesa de Lledoners, ha atendido la petición de la Fiscalía y ha dejado en suspenso el tercer grado de Rull y Turull mientras decide el fondo del recurso contra su semilibertad.

De esta forma, de los nueve presos del procés, los siete hombres, que cumplen condena en Lledoners, ya han regresado a un segundo grado estricto -tampoco sin salidas laborales al menos hasta que la junta de tratamiento lo vuelva a plantear-, mientras que la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa sí que mantienen la semilibertad porque el juez de vigilancia penitenciaria encargado de su caso ha desoído a la Fiscalía y ha rechazado su suspensión cautelar.

Forcadell y Bassa seguirán con el tercer grado

Este mismo jueves, otro juez de vigilancia penitenciaria ha desoído a la Fiscalía y ha rechazado suspender de inmediato el tercer grado a la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell y a la ex consellera Dolors Bassa, que de esta forma seguirán en semilibertad mientras se tramita el recurso sobre su clasificación.

En sendos autos, el titular del juzgado de vigilancia penitenciaria número 1 de Cataluña opta por mantener por ahora el tercer grado a ambas, a diferencia de lo que resolvió el pasado martes el juzgado de vigilancia penitenciaria número 5, que sí atendió la petición de la Fiscalía y suspendió cautelarmente la semilibertad del exvicepresidente Oriol Junqueras, los exconsellers Joaquim Forn y Raül Romeva y los Jordis.

En sus escritos, que se pueden recurrir en un plazo de tres días, el juez resalta que para que el recurso de la Fiscalía sobre el tercer grado tenga inmediatamente un efecto suspensivo tiene que darse en fase de apelación, en este caso ante el Tribunal Supremo, y no ante la primera instancia para revocar la concesión de la semilibertad que la Generalitat otorgó a los presos del procés.

De esta forma, una vez la Fiscalía ha recurrido el tercer grado que la Generalitat concedió el pasado 14 de julio a los nueve presos del procés, a cinco de ellos se les ha suspendido cautelarmente la semilibertad y ya no pueden salir de prisión -Junqueras, Forn, Romeva, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart-, a dos se les mantiene mientras se resuelve el fondo del asunto -Forcadell y Bassa- y los otros dos -los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull Turull- siguen pendientes de la resolución judicial.

(OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *