La cultura de la muerte sigue avanzando: Italia practica por primera vez un suicidio asistido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La cultura de la muerte sigue avanzando. Italia ha practicado este jueves su primer suicido asistido a un hombre paralítico de 44 años  tras sufrir un accidente de coche, después de obtener autorización por Tribunal Constitucional italiano el pasado mes de noviembre.

A esta persona le han administrado una inyección letal, convirtiéndose así en el primer italiano que le han aplicado el suicidio asistido en el país.

El procedimiento del suicidio médicamente asistido se ha llevado a cabo bajo la supervisión de un supuesto doctor Mario Riccio, aunque ha sido el propio suicida quien ha pulsado una bomba de infusión, inyectado la droga mortal en sus arterias.

Carta de despedida

«No niego que lamento despedirme de la vida, sería falso y mentiroso si dijera lo contrario porque la vida es fantástica y solo tenemos una»  ha detallado en una carta que compartió antes de su muerte.

Hasta ahora en Italia, las personas que querían disponer del suicidio asistido tenían que ir a Suiza, donde si está permitido.

Una gran tristeza y una derrota dramática del estado

La asociación italiana Pro Vita & Famiglia (Pro Vida y Familia) dio a conocer una declaración en la que señaló que la tarea del estado es “sostener la vida y su dignidad, aliviando las penas de quien sufre y no limitarse a poner fin al sufrimiento”. Por eso, la muerte de Federico Carboni es “una gran derrota” para el estado y “un hecho de gran tristeza, pero también una pérdida en la que debemos reflexionar”.

“El Estado no ha hecho todo lo que podía y debió evitar este trágico suceso, dadas las enormes carencias socio asistenciales que afligen a las familias con enfermos a cargo y la total insuficiencia de financiamiento en el sistema de cuidados paliativos, que podría ayudar a enfermos como Federico para que sigan viviendo con dignidad”, explicó Coghe.

El portavoz dijo además que si bien Carboni es el primer italiano en morir a causa del suicidio asistido, “el Estado tiene el deber de intervenir para que sea también el último”. El Estado, concluyó, “debe ayudar a vivir, no a morir”.

Únete a nuestro canal de Telegram de Adelante España para recibir diariamente las últimas noticias haciendo click aquí