Cara y cruz del «IoT y 5G2: veremos cada vez más dispositivos conectados…y cada vez estaremos más controlados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La conexión a Internet de los objetos cotidianos, lo que se conoce como el Internet de las Cosas (IoT), supone una revolución que va a cambiar por completo nuestra manera de interactuar en nuestro entorno. Esto tendrás sus ventajas e inconvenientes: Gracias a la conexión de dispositivos se puede optimizar el consumo de recursos como la energía o el agua, los procesos productivos e industriales, la gestión de infraestructuras, la movilidad y también la seguridad, la salud y el bienestar de las personas; por otra parte, estaremos más controlados por instituciones de todo tipo y nuestra privacidad ya no va a tener sentidos. Van a saber lo que hacemos, comemos, a dónde vamos y con quién vamos, por ejemplo

«Hablamos de sensores de presencia, temperaturas, electroválvulas de riego, contadores… hay muchas aplicaciones para el Internet de las Cosas». Se estima que en 2025 habrá más de 30.000 millones de objetos cotidianos interconectados en la red, según Statista. Estos objetos tienen como fuentes principales de datos los que perciben del entorno (ubicación, velocidad, temperatura, tensión arterial, imagen, sonido, etc.) y los que genera el dispositivo con su funcionamiento.

Usos y aplicaciones de IoT

En general cualquier sector tiene la posibilidad de conectarse con la tecnología IoT, desde la logística hasta la energía pasando por la agricultura y la ganadería, la industria, el turismo, la banca, la seguridad, el transporte o la sanidad. También los edificios, las fábricas y, en general, las infraestructuras de las ciudades pueden beneficiarse de IoT para conocer en todo momento mediante la tecnologías de sensores que aportan información de objetos y activos.

El IoT es una tecnología de uso habitual para cada vez más personas. Es el caso de los wearables, dispositivos inteligentes que llevamos puestos (como pulseras o relojes inteligentes) que monitorizan la actividad física y la salud midiendo los pasos, el ritmo cardiaco o el nivel de oxígeno en sangre. Es decir, estaremos totalmente controlados y monitorizados por un tercero que, a su vez, puede usar como desee esos datos nuestros. Un gran riesgo que debes conocer.

Noruega rastreará todas las compras en supermercados

Como botón de muestra, señalar que Statistics Norway quiere recibir varios millones de recibos diarios de las tiendas de alimentos, lo que marca una nueva era en la recopilación de datos estatales. Los defensores de la privacidad y los propios supermercados no están contentos.

Statistics Norway (SSB) es la entidad estatal responsable de recopilar, producir y comunicar estadísticas relacionadas con la economía, la población y la sociedad a nivel nacional, regional y local. Debido a que todo acerca de una persona que vive en Noruega está vinculado a su número de nacimiento, SSB ya sabe dónde vive, cuánto gana y qué hay en sus antecedentes penales. Sin embargo, según un informe de NRK , ahora quieren saber dónde compras y qué compras.

Recopilación de datos de transacciones de supermercados

SSB ha ordenado a las principales cadenas de supermercados de Noruega, NorgesGruppen, Coop, Bunnpris y Rema 1000, que compartan todos los datos de sus recibos con la agencia. Nets, el procesador de pagos responsable del 80% de las transacciones, también deberá proporcionar datos. “Un vínculo entre una transacción de pago realizada con una tarjeta de débito y un recibo de compra permite a SSB vincular una transacción de pago y un recibo para más del 70 % de las compras de comestibles”, dijo SSB en una evaluación .

Tal recopilación marcará una nueva era para SSB, ya que la agencia ahora busca recopilar datos de empresas privadas y no solo de registros públicos.

Únete a nuestro canal de Telegram de Adelante España para recibir diariamente las últimas noticias haciendo click aquí