Montero prevé llevar la reforma de la ley del aborto al Consejo de Ministros del próximo martes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aprobará el aborto sin autorización paterna para menores de 16 y 17 años así como el ataque a la objeción de conciencia con un registro de médicos objetores, entre sus medidas.

El Ministerio de Igualdad planea llevar el próximo martes 17 de mayo la reforma de la ley del aborto al Consejo de Ministros para su aprobación en primera lectura.

La propia ministra Irene Montero adelantó gran parte del contenido de esta iniciativa el pasado mes de febrero, durante su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso, destacando medidas como el acceso al aborto a las menores de 16 y 17 años de forma «autónoma» sin necesidad autorización paterna o la creación de un sistema para la objeción de conciencia como el que se aplica en la ya aprobada de la Ley de Eutanasia. Además se eliminará la obligación de reflexión de tres días.

Por otra parte, anunció el posible desarrollo de una píldora anticonceptiva masculina para que las mujeres no sean las que siempre asuman la responsabilidad en esta materia.

De igual modo, la reforma prevé contemplar la gestación por subrogación como violencia contra la mujer.

Rechazo de asociaciones

Para el Vicepresidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Mariano Martínez-Aedo, «Es triste que el gobierno siga empeñado en su encarnizamiento ideológico para aumentar el aborto, mientras unos 90.000 niños son eliminados cada año en España y sus madres empujadas y abandonadas por la sociedad. La tutela familiar es despreciada una vez más para quelas menores puedan ser «libres para abortar» (incluso aunque el permiso de las familias actualmente haya supuesto más abortos que nacimientos). Por contra, sigue sin ayudarse a las madres que son discriminadas laboralmente, ni ayudar a las embarazadas con problemas. En definitiva, una triste noticia

Para el Presidente de la Asociación Enraizados, José Castro, «es un nuevo intento totalitario en contra del derecho de los padres a velar por sus hijos, en contra, por tanto, de la familia, desestructurándola y también es un nuevo atentado a la vida ya que con el eufemismo del derecho de la mujer se deja a la mujer sola y no se la deja reflexionar sobre una decisión tan importante y se le impide ver su hijo a través de una ecografía y recibiendo el asesoramiento de personas que le pueden echar una mano en este difícil momento de su vida bien a través de una oración, bien a través de un consejo como son los rescatadores»

Como única cosa positiva el presidente de Enraizados ha señalado que «es posible que la ley haga una referencia a los vientres de alquiler en un sentido positivo intentando impedir que las mujeres sean manipuladas«