Gador Joya: 100.000 abortos al año nos convierte en una sociedad abocada a la muerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Young woman crying (with copyspace, useful to illustrate sadness, gender abuse or violence)

«100.000 abortos al año y dos millones y medio de niños abortados desde 1985 nos convierte en una sociedad abocada a la muerte y abocada a la degradación y a la destrucción moral» ha señalado Gador Joya en un entrevista al canal de You Tube Alto y Claro TV

Además Gador Joya ha señalado:

  • La maternidad tiene una doble penalización en España: laboral y social. Desde el punto de vista laboral, existe una “brecha maternal” (que no es una “brecha salarial”) ya que a la mujer no se la contrata, o se le dan contratos de peor calidad, por el hecho de que pueda quedarse embarazada; Y, además, desde el punto de vista social, a la mujer que decide ser madre y tener los hijos que verdaderamente quiere tener, se la discrimina y se la estigmatiza por quedarse en su casa cuidando a sus hijos durante un tiempo, y trabajando en su casa por su familia pudiendo haberlo hecho fuera.
  • Las cifras de aborto en España son un índice de regresión. Nos encontramos con 100.000 abortos al año y llevamos unos dos millones y medio de niños abortados en España desde que se aprobó la primera ley del aborto. Es, por tanto, una sociedad abocada a la muerte y abocada a la degradación y a la destrucción moral.
  • La ley actual del aborto ha supuesto un salto conceptual con respecto a la anterior ley ya que contempla el aborto, es decir, la eliminación de un ser humano dentro del seno materno, como un derecho de la mujer.
  • En España, 1 de cada 5 embarazos acaba en aborto. Ahora mismo tendríamos a 2 millones y medio de niños, de jóvenes, de adolescentes, de jóvenes en las universidades, de personas trabajando en España cuidando de nuestros mayores. Y todo esto supone una pérdida de capital, no solo económico sino, sobre todo, humano que España no se puede permitir.
  • Los gobiernos promueven el aborto químico porque es una forma de quitarse complicaciones. Es dejar a la mujer sola y abandonada a su suerte, quitarse de encima el problema de una mujer embarazada, que necesita ayuda, que está en riesgo de aborto. Decirle que se tome tranquilamente una pastilla en su casa, dejarla sola.
  • Permitir que las menores puedan abortar sin el consentimiento paterno supone negar a los padres el ejercicio de su derecho a la patria potestad. Supone dar por hecho que los padres siempre van a aconsejar mal a sus hijas adolescentes. Y, supone dar por hecho que quien sabe lo que esa niña o esa adolescente tiene que hacer es el Estado, es el Gobierno. En el fondo, no es, ni más ni menos, que un nuevo intento de ataque a la familia.
  • La eutanasia es el acto de dar muerte por parte de un médico a una persona que expresa su deseo de morir, lo mismo que ocurre con el suicidio. Esto no es, ni más ni menos, que otro aspecto más de la cultura pro-muerte del gobierno que está promoviendo una ley que lo que va a acabar haciendo, porque se ha visto en otros países como Holanda, es provocar eutanasias en serie a ancianos.
  • Un país no se podría permitir nunca tener una ley de eutanasia. Un país no debería dar muerte desde el sector sanitario a una persona en una fase de vulnerabilidad. Lo que tiene que hacer un Estado que, de verdad, proteja a los ancianos, no solo de boquilla, es aprobar, un plan de cuidados paliativos que no es solo para las personas en su fase terminal de la enfermedad, si no para muchísimos ancianos, muchísimas personas dependientes que lo pueden necesitar.

Por su interés reproducimos íntegramente la entrevista a Alto y Claro TV

Gador Joya en Alto y Claro TV