El PSOE sigue en caída libre, pierde las elecciones y no llegaría a los 100 diputados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Según la última encuesta de GAD3 para el diario ABC: La suma de PP y VOX gana terreno y suma una mayoría holgada

El PSOE cae al 25,1%, tres puntos menos que en las elecciones, y se queda en 99 diputados

 

PP y VOX gana posiciones y ahora mismo sumaría una mayoría absoluta holgada, que permitiría un gobierno liderado por el Partido Popular, según el último barómetro de GAD3 realizado para ABC. Enfrente, la izquierda retrocede, con un PSOE que cae por debajo de la barrera de los 100 diputados, mientras Unidas Podemos se sitúa con menos del 10 por ciento de estimación de voto.

El barómetro de GAD3 se realizó entre los días 13 y 16 de diciembre, con 1.003 entrevistas, en un momento en que la crisis económica, la emergencia sanitaria por la sexta ola del Covid, las protestas de distintos sectores sociales en la calle, la discriminación del castellano en la educación en Cataluña y el precio disparado de la luz copan la actualidad de los medios.

La tendencia de los populares, sin embargo, se ha moderado bastante, con un ligero descenso, en los últimos meses, después de que el entusiasmo que despertaron las elecciones de Madrid del 4 de mayo llevaran a este partido en julio a una estimación de voto del 31,1 por ciento, con 139 escaños. Ese ha sido por ahora su techo en la evolución de voto durante la legislatura. La pelea interna por el congreso regional de Madrid, y el enfrentamiento de Génova con Isabel Díaz Ayuso ha desgastado claramente a Casadpn. En octubre pasado bajó al 29,2 por ciento y ahora estaría en ese 28,5 por ciento.

Aumento de Vox: 17,1 por ciento y 56 escaños

La fortaleza de Vox en el conjunto de España es mayor, con una estimación de voto del 17,1 por ciento y 56 escaños, y estarían en buena posición para exigir una coalición. El partido de Santiago Abascal crece, como se ve si se compara con el resultado que obtuvo en las elecciones de 2019:15,1 por ciento y 52 diputados. Desde el pasado mes de octubre ha mantenido una tendencia al alza, lo que podría explicarse por el desgaste de los populares ante sus peleas internas.

Los 178 escaños que sumarían PP y Vox serían suficientes para gobernar.

La izquierda retrocede

En la izquierda, el PSOE confirma su tendencia a la baja. Los socialistas consiguen una estimación de voto del 25,1 por ciento con 99 diputados, frente al 28 por ciento y los 120 diputados que lograron en las elecciones generales de 2019. Desde el pasado mes de octubre, ha perdido 1,1 puntos y cuatro diputados en su evolución.

Se observa cómo una parte significativa del electorado del PSOE muestra su desconfianza y disconformidad con algunas de las políticas clave del Gobierno de Sánchez. En el caso de la renueva reforma laboral, cuatro de cada diez votantes del PSOE creen que no servirá para mejorar el empleo, y en el caso del compromiso de Sánchez sobre el precio de la luz, nueve de cada diez muestran su escepticismo. Además, más de la mitad sostienen que el español sí está discriminado en la educación en Cataluña.

Con esos datos, el PSOE pierde las posibilidades de formar Gobierno. Ahora mismo no le saldrían los números por muchas alianzas Frankenstein que buscara Sánchez. A su izquierda, Unidas Podemos está aún peor que los socialistas, a pesar de la campaña de autopromoción permanente de Yolanda Díaz. Los socios de Sánchez en el Gobierno registran una estimación de voto del 9,8 por ciento, con 24 diputados. Son tres puntos menos de voto que los que obtuvo en las generales de 2019, con una desventaja de 11 diputados desde entonces.

El PSOE y Unidas Podemos sumarían hoy 123 diputados, frente a los 155 de las elecciones. Entre los dos tienen una estimación de voto del 34,9 por ciento, frente al 40,8 por ciento de 2019. Son casi seis puntos menos, con una diferencia negativa de 32 diputados.

También en la izquierda, Más País obtendría un 2,5 por ciento de voto, con tres diputados, un resultado muy parecido al que obtuvo en las elecciones. La formación de Íñigo Errejón se muestra estable en su evolución a largo plazo, pero la subida que tuvo después de las elecciones de Madrid, en las que desbancó al PSOE como principal partido de la oposición, se ha venido abajo y ha vuelto a quedarse en lo que ya tenía. Es un síntoma más de ese retroceso general de la izquierda en el conjunto de España.

Sánchez podría volver a pactar con los independentistas, nacionalistas y Bildu, pero así tampoco lograría una mayoría. ERC (15 escaños), Junts (8), CUP (2), PNV (7), Bildu (5) y BNG (2) suman 39 diputados. Todos ellos con el PSOE, Unidas Podemos y Más País llegarían a 165 escaños.

(Con información del diario ABC)