El Gobierno culmina el fin la dispersión de ETA: la mayoría de los presos están ya cerca de su casa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La mitad de los acercamientos de presos etarras que ha aprobado el Gobierno se produjeron en 2021. Solo uno cumple condena en régimen cerrado.

Desde mediados de 2018, cuando Pedro Sánchez llegó a La Moncloa, hasta hoy, Interior ha ejecutado 288 traslados correspondientes a 202 etarras. No obstante, prácticamente la mitad, 143, se han realizado en el último año; y de ellos, 79 han sido desplazados a prisiones vascas y navarras.

Cerca de sus casas

Según datos de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia,  de los 183 presos de ETA, la mayoría de condenados cumplen su pena a menos de 150 kilómetros de su domicilio en el País Vasco. En concreto, 81 se encuentran en cárceles de esta última comunidad y 13 en Navarra. A lo que les siguen 21 presos en Cantabria, 20 en La Rioja, o tres en Burgos. Todo ello, sin tener en cuenta que hay otros ocho acercamientos ya autorizados pero que aún no han sido materializados.

Los etarras lo consideran un éxito

Los reclusos verbalizan en sus conversaciones su satisfacción por los traslados a cárceles más próximas a su hogar. Lo consideran «otro mundo» en comparación, por ejemplo, con las prisiones andaluzas en las que cumplían pena. «Es que yo, personalmente, comparando esto con Andalucía es otro mundo, aquí se está bien, y en los módulos de respeto y eso, se vive bien», comentaba recientemente un preso etarra.

Régimen de Tercer grado

Actualmente, solo un preso de ETA cumple condena en régimen de primer grado. En febrero de 2018, bajo el Gobierno del Partido Popular, la situación era radicalmente distinta. De los 245 reclusos que había entonces en las cárceles, 209 estaban clasificados en este régimen cerrado.

(Con información de The Objective)