¿Contratos indefinidos, verdad o mentira?: el 60% son parciales o fijos-discontinuos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La doble cara del nuevo empleo indefinido: el 60% es a tiempo parcial o fijo discontinuo

Los indefinidos representan ya el 48% de los nuevos contratos, pero la mayoría no son a tiempo completo

Así, los indefinidos a tiempo parcial totalizan 175.154 contratos, algo más del el 25% del total. Y los fijos-discontinuos ascendieron en abril a 238.760, el 34,2% del total de indefinidos. Entre ambas modalidades suponen cerca del 60% de los contratos indefinidos de abril. La figura del fijo-discontinuo está siendo la vía a través de la cual las empresas canalizan contratos que antes eran temporales debido a su estacionalidad en el tiempo. Es decir, pese a tener carácter permanente encubren una intermitencia laboral.

Esta modalidad está pensada para trabajos estacionales o de temporada (como el turismo o la agricultura), con épocas de parón en las que los empleados dejan de trabajar y recurren a la prestación por desempleo. De hecho, la única diferencia con los temporales es que estadísticamente son considerados como indefinidos y, por ende, tienen derecho a una indemnización por despido mayor.

Por su parte, los contratos fijos a tiempo parcial, aquellos de menos de 40 horas semanales, se han disparado un 298% respecto a abril de 2021 y un 19% respecto a marzo de este año. En términos relativos, es también un crecimiento superior al experimentado en los nuevos contratos fijos a tiempo completo, con una variación anual del 177% y una variación mensual del 9%.

Los empresarios recurren a contratos fijo-discontinuos

Los indefinidos a tiempo parcial subieron un 19,27% respecto a marzo y un 297,56% respecto a abril de 2021. Y los fijos-discontinuos, un 125,24% mensual y un 1.272,89% interanual, lo que demuestra -como venían anticipando los expertos consultados por este periódico- que los empresarios están recurriendo eminentemente a este tipo de contrato cuando las circunstancias del puesto de trabajo impiden ofrecer un indefinido de características permanentes a lo largo del ejercicio, como sucede -entre otros sectores- en la agricultura, explican a este diario fuentes del sector.

Con todo, entre indefinidos y temporales, en abril se firmaron 1.450.093 contratos, siendo el 48,17% indefinidos (698.646) y el 51,83% temporales (751.447). La cifra total supone un 6,87% de aumento interanual y una caída del 13,3% respecto a marzo.