El que fuera el abogado de Podemos, José Manuel Calvente, compareció ayer para ratificar su denuncia ante el juez sobre la supuesta «trama delictiva» del partido. El ex letrado declaró por videoconferencia ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de la capital durante más de tres horas para explicar la denuncia que en 2019 interpuso ante la Guardia Civil y en la que aseguraba que la formación que dirige Pablo Iglesias funciona como una organización criminal en la que existen presuntos delitos como el blanqueo de capitales, administración desleal o financiamiento ilegal del partido.

El ex letrado se remitió en su declaración a la denuncia que presentó ante la Guardia Civil y en la que aseguró que empezó a tirar de la manta cuando un compañero del partido le dijo: «José Manuel, han metido la mano en la caja, no lo podemos tolerar». Fue en ese momento, según Calvente, cuando empezó a investigar y denunciar las irregularidades de la formación hasta que finalmente fue despedido. Da la casualidad que el que fuera abogado de la formación morada fue despedido en diciembre del año pasado por su partido sobre una acusación de delito de acoso laboral y sexual a una trabajadora de la formación, procedimiento que ayer fue archivado.

En su declaración, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, aseguró con cierta ironía que presentó la denuncia «siguiendo la indicaciones de Pablo Iglesias». No en vano, el vicepresidente segundo aseguró a finales de mes de diciembre que «todo aquel que acuse a Podemos de un delito, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales».

En su exposición, Calvente aseguró que Podemos es una «organización política ‘sui generis’ (peculiar)» cuya estructura es confusa y que «existe miedo porque se ha convertido en un partido autoritario» .También afirmó al juez que su intención es «hacer justicia y no vengarse», ya que siente «indiferencia» hacia la formación de Pablo Iglesias.

Durante su comparecencia, tanto el juez como el fiscal habrían realizado varias preguntas al ex abogado de Podemos sobre la responsabilidad de los dirigentes del partido que menciona en la denuncia. En su escrito, ante la Guardia Civil, señaló al diputado Rafa Mayoral, al director en la Vicepresidencia Segunda del Gobierno Juanma del Olmo, el tesorero, Daniel de Frutos, la gerente Rocío Val o la letrada Marta Flor, así como al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero. Según señala Libertad Digital, durante su explicación aseguró que el tesorero del partido, Daniel de Frutos, «era la persona que autorizaba todos los pagos».

Es el primer asalto del caso, ya que el 15 de septiembre están citados a declarar como testigos la ex responsable de los servicios jurídicos de Podemos, Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso, y la letrada Mónica Carmona, que denunció haber sido despedida por supuestas «irregularidades» en el partido.

(Susana Campos. Diario La Razón)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *