Así fomenta la industria farmacéutica AstraZeneca la ideología trans

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No es casual. hay una hoja de ruta de las grandes farmacéuticas para potenciar la ideología trans. Les mueve un doble objetivo: el negocio multimillonario que hay detrás y la ideología que lo sostiene.

AstraZeneca ha sido la empresa más extremista en términos de ideología de identidad de género

El gigante farmacéutico AstraZeneca ha sido el objeto de numerosas críticas y rechazo generalizado después de que saliera a la luz -destapado por el diario The Telegraph-, que distribuyó material de formación a su personal en el que se afirmaba que el sexo biológico de las personas «no es binario».

El documento afirmaba que «la biología tiene un espectro» y que clasificar el sexo de una persona como masculino o femenino «no logra captar ni siquiera el aspecto biológico del género».

Campaña de adoctrinamiento al personal de la empresa

El documento fue distribuido por directivos y empleados en el sistema de intranet de AstraZeneca, como parte de una campaña de concienciación sobre la «diversidad de género» por parte del grupo de personal LGTB+ de la empresa.

La noticia ha provocado las críticas de la comunidad científica que no entienden cómo una compañía farmacéutica es capaz de distribuir entre sus empleados un documento que realiza una afirmación que es de todo menos científica con un claro fin de adoctrinamiento y manipulación.

Uno de los documentos más controvertidos, titulado Sex Spectrum, afirmaba lo siguiente: «Muchas sociedades ven el sexo de una persona como masculino o femenino, pero esta visión binaria no logra captar ni siquiera el aspecto biológico del género. Si bien a menudo se nos enseña que heredamos los cromosomas sexuales XX o XY, de hecho ¡la biología también tiene un espectro!».

El documento también aseguraba que las personas «pueden tener XXY, XYY, X, XXX u otras combinaciones de cromosomas, todo lo cual puede dar lugar a una variedad de características sexuales».

Sin embargo, esa afirmación contradice la ciencia biológica establecida. Tener cromosomas XXY o XYY puede provocar enfermedades genéticas raras en los hombres, pero no altera su sexo biológico, mientras que el síndrome triple X es una enfermedad genética que se encuentra únicamente en las mujeres.

Es completamente acientífico. Heredas tus cromosomas X o Y desde el momento de la concepción. No puedes cambiar tu sexo. Tu sexo es genéticamente permanente.

Ante el escándalo, la compañía se ha defendido de las críticas y ha argumentado que el material no formaba parte de la formación oficial de la empresa, sino que fue producido y distribuido únicamente por AZPride, el grupo para empleados LGBT+.

No es la primera vez

Pese a la defensa que han querido ejercer desde la compañía, no es la primera vez que realiza afirmaciones de estas características. En 2020, mostró su apoyo a la práctica de vendarse el pecho, que utilizan niñas o mujeres biológicas que quieren presentarse como hombres.

Durante una semana de concientización sobre la salud, organizada por AZPride, el personal recibió material que decía: “Vendarse el pecho puede ser una práctica vital para mejorar la autoestima y la positividad corporal de muchas personas LGBT+”.

La realidad de esta práctica es de todo menos positiva: puede restringir la respiración, irritar la piel, y causar incluso hematomas o fracturas de costillas. Su uso en niños y mujeres menores de edad cuyos cuerpos aún están en desarrollo es aún más preocupante.

Fuente: Rebeca Crespo

2 comentarios en «Así fomenta la industria farmacéutica AstraZeneca la ideología trans»

  1. La depravacion economica, moral, social no conoce limites. Este es solo un ejemplo de hasta donde puede llegar, negando la mas natural de las esencias del Hombre. Es de sexo varon o hembra. El genero lo dejamos para las cosas.

    Responder
  2. Y muchos se han vacunado con la vacuna de esta farmacéutica. Yo no me he vacunado, porque no tenía dudas de lo fraudulenta de toda vacuna COVI. Ya no podemos confiar, tendremos que acostumbrarnos a tomarnos el trabajos de informarnos previamente de lo que nos van a recetar.

    Responder

Deja un comentario