Pedro Sánchez sigue cediendo a las ambiciones de los proetarras de Bildu. Este jueves, se conoció el traslado de otros seis presos etarras a prisiones próximas al País Vasco y Navarra. Entre ellos está un terrorista que acumula un historial de sangre: José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri. Se trata del jefe de ETA que ordenó el asesinato del concejal socialista en San Sebastián Fernando Múgica en 1996, el atentado frustrado contra el Rey o el secuestro de Ortega Lara. Desde que Arnaldo Otegi anunció la disposición de Bildu a apoyar los Presupuestos de Sánchez, el Gobierno ha acercado a 17 etarras a cárceles próximas a sus lugares de origen.

El pasado 11 de noviembre, el líder proetarra afirmó que «salvo sorpresa», que no contempla, su formación apoyaría las cuentas del Gobierno socialcomunista. El vicepresidente Pablo Iglesias celebró el anuncio, tanto que situó de inmediato a Bildu en «la dirección del Estado». Ese mismo día, Interior acercaba a cinco terroristas. Entre ellos, dos condenados por el asesinato en Sevilla del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y de su mujer Ascensión García. Se trataba de Mikel Azurmendi Peñagaricano y Maite Pedrosa Barrenechea. El primero, condenado a 30 años de cárcel como responsable de aquellos asesinatos.

Asesinos de socialistas

Este jueves se conoció el traslado de otros cinco internos. Además de Kantauri, también ha acercado a Guillermo Merino quien, según la sentencia, en 1999 se instaló en un piso de la calle Prim de Bilbao, donde guardó numerosas armas y explosivos, que fueron posteriormente incautados por la Policía. Con ayuda de los colaboradores que captaron para el comando, Merino y otros dos compañeros, realizaron informaciones detalladas sobre Santiago Abascal, entonces concejal del PP en Amurrio.

El tercero de los acercados es Joanes Larretxea Mendiola, que fue condenado a 44 años de cárcel por el asesinato del concejal socialista de Arrasate Isaías Carrasco, y a otros 44 años por su participación en el atentado contra Ignacio Uría en 2008. También fue condenado a 389 años de prisión por intentar una matanza de ertzainas en 2009 al colocar una bomba trampa en un repetidor de Hernani.

También es trasladado Sebasten Jon Gurtubay Sánchez, condenado por la Audiencia Nacional por herir a dos ertzainas en la madrugada del 5 de agosto de 2001 tras lanzar varios artefactos incendiarios contra una sucursal bancaria situada en la plaza del Cristo de Portugalete.

Olga Comes Arambillet, condenada en 2014 por intentar secuestrar al concejal del Partido Socialista de Euskadi (PSE) de Eibar Benjamín Atutxa.

Además, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha dispuesto la clasificación en tercer grado penitenciario de Idoia Martínez García, que será trasladada del Centro Penitenciario de Asturias al Centro Penitenciario de Álava. Esta etarra ingresó en prisión el 18 de noviembre de 2003, con una condena de 31 años y 2 días por los delitos de tenencia de explosivos, depósito de armas y robo.

Según señalan desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), con estos acercamientos, el Gobierno ha acercado ya a 115 etarras, 31 con delitos de sangre. Esto significa que el 58% de los presos de ETA en las cárceles españolas ya han sido acercados por Sánchez. «Una cesión a una reivindicación histórica de ETA», recuerdan desde la AVT.

Los nuevos acercamientos se producen el día en que Bildu ha hecho un nuevo gesto para aprobar los Presupuestos de Sánchez, respaldando el trámite en comisión en el Congreso de los Diputados.

El socialista ha contado con los votos de los mismos partidos que le dieron la investidura. Es decir, Podemos, ERC, PNV y Bildu.

Además, el Gobierno ha vetado más de un centenar de enmiendas -muchas de ellas relativas a mejoras para los ciudadanos afectados por la crisis del Covid- argumentando minoración de ingresos o aumentos de gastos.

De hecho, salvo una acordada con Ciudadanos, el resto de las enmiendas aprobadas están vinculadas a los partidos que apoyaron o permitieron con su abstención la investidura y que ahora han dado luz verde a las cuentas del Gobierno socialcomunista.

Homenajes a etarras

Por otro lado, los socios de Sánchez se han opuesto este jueves a que el Parlamento Europeo incluyese en su informe sobre los derechos humanos la prohibición de los homenajes a etarras. 

En las enmiendas, presentadas por el PP, se pedía que «las instituciones pertinentes», ya sea a nivel local, autonómico o estatal, «proporcionen las salvaguardias necesarias para evitar que se produzca una victimización posterior derivada de humillaciones y ataques a la imagen de las víctimas [del terrorismo] por parte de sectores sociales relacionados con el agresor”, como es el caso de los etarras.

El Parlamento Europeo recuerda además que «los actos terroristas constituyen una de las más graves violaciones de los derechos fundamentales” y que durante los años 2018 y 2019 “tuvieron lugar actos de exaltación del terrorismo y homenajes dentro de la Unión, actos que legitiman el terrorismo, amenazan nuestra democracia y humillan a las víctimas».

(Luz Sela. Ok Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *