El embajador de Taiwán alerta sobre el aumento de las incursiones de aviones de guerra chinos en el Estrecho.

Máxima tensión en Taiwán. El gobierno de la isla está preparándose para lo peor. El conflicto bélico con China es una posibilidad cada vez más real y los taiwaneses creen que será inevitable. El régimen comunista de Xi Jinping ha aumentado la incursión de aviones militares chinos que sobrevuelan amenazantes diariamente el cielo de Taiwán.

La escalada de tensión del Estrecho es cada vez mayor y China no disimula ya en su intención de hacerse con el control de la isla taiwanesa. En 2020, el Partido Comunista Chino (PCCh) envió 5.704 aviones de guerra incursionando la zona de defensa aérea de Taiwán, hasta 1.563 aviones militares más que en 2019, según los datos que ha facilitado la Embajada española de Taiwán a Libertad Digital. Este año 2021, desde el 1 de enero hasta el 7 de abril, hasta un total de 204 aviones pertenecientes a la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF) de China entraron en la zona de defensa aérea de Taiwán.

Estos desfiles aéreos de China, para demostrar su fuerza y sus pretensiones, se producen casi a diario sobre las aguas entre la parte sur de Taiwán y las islas Pratas controladas por Taiwán en el Mar de China Meridional. La zona se ha convertido en un polvorín que puede estallar en cualquier momento.

«Para contrarrestar las acciones hostiles de China en Taiwán hemos tenido que movilizar nuestras capacidades de defensa naval, aérea y terrestre. Vamos a continuar reforzando nuestras capacidades de autodefensa. China recientemente anunció maniobras militares en aguas cercanas a Taiwán. Esto para nosotros es otra muestra más de sus pretensiones de expansión hegemónica», transmite Jose María Liuembajador de Taiwán en España.

Si algo tienen claro los taiwaneses es que no van a ceder ante los deseos del gigante asiático y, si tienen que ir a la guerra, irán: «Una guerra contra China es posible. El máximo responsable de las Fuerzas Armadas de EEUU en Indo-Pacífico ha criticado la expansión militar de Pekín y sus consecuencias con los países de la zona como Japón y Corea. También ha advertido de una posible invasión en los próximos seis años. Es muy posible que esto acabe en un conflicto bélico», ha advertido el diplomático.

avion-chino.jpg
El avión Chengdu J-10 es el principal caza de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación

El fuerte apoyo del expresidente de EEUU, Donald Trump, al gobierno taiwanés hacía tener bajo control el ansia expansionista del dragón rojo comunista. Sin embargo, con el actual gobierno demócrata, el PCCh no parece que se vaya a cortar ni un pelo. El aumento del envío de aviones militares coinciden con el nuevo mandato de Joe Biden en la Casa Blanca. No obstante, el embajador taiwanés aclara que, por ahora, Estados Unidos está con Taiwán.

«Biden apoya a Taiwán de forma sólida. Estamos satisfechos de este apoyo. El 25 de marzo se firmó acuerdos de cooperación marítima y seguridad con Estados Unidos. El Secretario de Defensa americano, Antony Blinken, dijo hace poco que China está haciendo todo lo posible para usar la coerción y advirtió sobre la importancia de unirse los países contra la amenaza china. Hay que saber que China está violando los derechos humanos en el Tibet, erosiona la autonomía de Hong Kong e intenta socavar la democracia en Taiwán», indica el funcionario.

Igualmente, Xi Jinping está lejos de temer al Partido Demócrata y, según, José María Liu, «está presionando a Estados Unidos para que deje de jugar con fuego con la cuestión de Taiwán», es decir, está avisando a Biden de que no se meta a defender la isla.

«El único país que está jugando con fuego es el régimen comunista chino. Nuestra presidenta, Tsai Ing-wen ha recordado que la historia ha demostrado que mostrar debilidad y hacer concesiones no conduce a la paz, tan solo una fuerte determinación y sólidas capacidades de defensa pueden proteger a la nación. Estamos dispuestos a dialogar con China pero solo bajo los principios de paridad y dignidad», comenta Liu.

presidenta-taiwan.jpg
Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán

La OMS y su alianza con China

Otro de los organismos a los que China ha logrado embaucar ha sido la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al igual que Trump criticara el secuestro de la OMS por el gobierno comunista, el embajador de Taiwán no comprende que Tedros Adhanom, el director de la OMS, se haya puesto al servicio de China y haya impedido la presencia de Taiwán en la Asamblea Nacional de la Salud. Hay que recordar que fueron los taiwaneses los que dieron el primer aviso de pandemia a la OMS el 31 de diciembre de 2019, pero este mensaje fue ignorado por la OMS a petición de China.

«La Asamblea Nacional de la Salud no permitió la presencia de Taiwán, plegándose a los intereses de China. Ningún país puede enfrentarse solo a China. Este año volvemos a hacer un llamamiento a la comunidad internacional para que Taiwán esté invitado a la OMS como observador. Taiwán quiere enseñar al mundo su modelo de éxito con la gestión de la pandemia y nuestros grandes adelantos científicos y médicos. Taiwán ha donado ya cuatro millones de mascarillas a la comunidad internacional. A España donamos medio millón. Estamos muy orgullosos», apunta Liu.

Por su parte, la OMS no tiene planeado integrar a Taiwán este año, pese a que el país solo ha tenido 7 fallecidos por coronavirus. Todo un logro que los taiwaneses anhelan compartir con el mundo.

(Elena Berberana. Libertad Digital)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *