Sanidad compra respiradores a una empresa sin experiencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Ministerio de Sanidad, que dirige el socialista Salvador Illa, ha pagado 36 millones de euros por la compra de 5.000 respiradores a la empresa Escribano Mechanical and Engineering SL, que se dedica a la fabricación de componentes electrónicos para el Ejército.

En dicha mercantil es consejero Miguel Ángel Panduro Panedero, quien durante ocho años fue consejero delegado de la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España SA (ISDEFE) –que depende del Ministerio de Defensa– por designación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según el Registro Mercantil, la empresa Escribano Mechanical and Engineering SL fue constituida en febrero de 1998. Su actividad principal es la «fabricación de estructuras metálicas y sus componentes». Cuenta con una plantilla de 200 trabajadores y tiene su sede en Alcalá de Henares.

Esta compañía obtuvo el año pasado un contrato del Ministerio de Defensa, por importe de 9 millones de euros, para instar 34 estaciones de armas remotas Sentinel 2.0 de calibre 12,70 mm en las fragatas de la Armada española.

Desde abril de 2018, Panduro Panadero es consejero de esta compañía. Junto a él también lo son Masoud Khalfan Al Hinai Abdullah y Ali Nasser Al Muniri. La sociedad está presidida por el empresario Javier Escribano Ruiz.

Panduro Panadero fue consejero delegado de la empresa pública ISDEFE durante las dos legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero, entre 2004 y 2012, por designación del ministro José Bono. Dicha mercantil es pública y depende íntegramente del Ministerio de Defensa.

ISDEFE es una sociedad dedicada a la consultoría e ingeniería del Gobierno de España. El encargo que recibió Panduro Panadero cuando fue nombrado máximo responsable de esta empresa pública fue pilotar la transformación y modernización de la compañía.

Se firmó cuando ya había 15.000 muertos

El administrador único de Escribano Mechanical and Engineering SL, Javier Escribano Ruiz, firmó un contrato por valor de 36.054.007 euros con el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), que depende del ministro Salvador Illa. La adjudicación tuvo lugar el pasado 9 de abril. En aquella fecha, España registraba ya 15.000 muertos y más de 150.000 infectados por coronavirus.

El objeto de dicho contrato fue el suministro de 5.000 equipos de respiración pulmonar portátil para atender a los enfermos de coronavirus en los centros hospitalarios. La empresa se comprometió a entregar todo el material en el plazo máximo de dos meses, a un ritmo de 600 respiradores cada semana.

En 2018, la empresa facturó 44.758.961,00 euros. Es decir, el contrato que le ha adjudicado el ministro Salvador Illa supone el 80% de la cifra de negocio anual de la compañía en la que es consejero el ex alto cargo de Zapatero.

Un fondo de riqueza asiático

La compañía Escribano M&E SL tiene dos accionistas: Advanced Engineering and Manufacturing SL, que posee el 68% de las participaciones, y State General Reserve Fund, que cuenta con el 32% restante.

(ALEJANDRO ENTRAMBASAGUAS Y M.A. RUIZ COLL. Ok Diario)