Sánchez y Casado han hablado cuatro veces sobre el estado de alarma

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, han hablado hasta en cuatro ocasiones sobre el estado de alarma impuesto en España y el consiguiente confinamiento de la población ante la extensión de la pandemia del coronavirus
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, han hablado hasta en cuatro ocasiones sobre el estado de alarma impuesto en España y el consiguiente confinamiento de la población ante la extensión de la pandemia del coronaviru

Sánchez ha contactado con Casado cuatro veces, según confirmaron a Servimedia fuentes del Ejecutivo, la primera antes de que se decretara esta situación de confinamiento que se aprobó el 14 de marzo y de la que hoy se cumple un mes; y las tres restantes durante esta situación excepcional.

Desde el Partido Popular confirman las tres conversaciones de Sánchez y Casado durante este periodo de confinamiento, desde que entrara en vigor el estado de alarma, siendo una de éstas por videoconferencia.

La relación política entre el PP y el Gobierno de coalición que preside Sánchez se ha ido complicando en el último mes, llegando al punto álgido este martes cuando Sánchez y Casado no han hablado directamente, sino que a través de sus gabinetes se emplazaron a una próxima reunión.

REUNIÓN EL JUEVES

Fuentes de Moncloa sostienen que la comunicación con Génova para cerrar a reunión del próximo jueves se produjo “en paralelo” a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció una entrevista del presidente con Casado para este jueves.

Según dichas fuentes, en la jornada de este martes ha habido hasta dos contactos entre Moncloa y Génova. Uno a la vez que Montero daba parte a los medios de comunicación y otra por la tarde a través de los canales habituales, es decir, entre los respectivos equipos de gabinete.

Sin embargo, desde el PP aseguran que fueron ellos los que se pusieron en en contacto con el equipo de Sánchez para trasladar su disconformidad por la forma en la que habían conocido la decisión del presidente de reunirse con el líder de la oposición el jueves, sin haber informado previamente a Casado.

En el PP este último gesto ha sentado mal, hasta el punto de que califican de “infames” las formas del Gobierno a la hora de intentar atraer al PP a su pretendido pacto por la reconstrucción social y económica de España.

(SERVIMEDIA)