«Y sí, vamos a llegar al 70% de la población vacunada antes de que termine el año, lo vamos a hacer». Palabra de Pedro Sánchez en Sevilla, a 17 de julio de 2021. Así abre un nuevo calendario tras prometer el 6 de abril, desde La Moncloa, que el 70% de la población estaría inmunizada en el mes de agosto. Luego matizó sus palabras junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, asegurando que la inmunidad de rebaño llegará antes de finalizar el verano. Y el verano, como dijo la ministra, no acaba hasta septiembre. En el partido lo achacan a un lapsus de Sánchez. Pero sus palabras han quedado grabadas. Tal vez le ha traicionado el subconsciente.

Sea un error o no, como tratan de vender desde su equipo de forma insistente, las palabras del presidente dejan poco lugar a dudas a que en su gabinete no las tienen todas con el calendario que habían pronosticado hace unos meses. Si antes hablaban de 70% de población inmunizada en agosto, ahora hablan de 70% de la población vacunada antes de finalizar el año. También ha defendido que la semana que viene uno de cada dos españoles habrá recibido la pauta completa, lo que nos situaría en el 50% de la población inmunizada ocho meses después de iniciar el proceso de vacunación. En un mes, pues, y en plenas vacaciones, España tendría que inocular al mismo porcentaje de población que lo que lo ha hecho en algo más de tres meses para llegar a la inmunidad de rebaño en sus plazos.

Junto al candidato del PSOE de Andalucía a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, que ha lanzado este sábado su candidatura de forma oficial tras ganar las primarias, el presidente del Gobierno ha defendido la labor de su Ejecutivo en la lucha para superar la pandemia frente «a los agoreros que decían a principios» que no iban «a cumplir con el proceso de vacunación». «Allá ellos con su confrontación», ha espetado el jefe del Ejecutivo. Y es que Sánchez ha cargado contra la oposición al asegurar que «a la derecha no le gusta nada» lo que hacen. Dice que están «instalados en el no a todo» y en el «váyase señor Sánchez, como antes dijeron váyase señor González y váyase señor Zapatero». «Hasta me critican que elija a mis ministros a dedo», ha bromeado.

Pedro Sánchez, cada vez más crecido por la poca oposición que tiene en el seno del partido y tras la purga que ha hecho en su gabinete ministerial, pretende distanciarse del ruido político que dice hace la oposición. «Nosotros a lo importante: la vacunación, la recuperación y la modernización del país para superar la pandemia». Según el líder del PSOE «esto es lo que vamos a hacer hasta 2023», cuando finalizará el mandato actual y tendrá que convocar elecciones generales. El presidente del Gobierno ha avisado a sus rivales políticos que «España no se va a resignar» y vaticina que «va a salir adelante» con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha impulsado desde su gabinete y que ahora tienen la tarea de llevar a cabo los nuevos ministros que fueron nombrados la semana pasada con el reparto de los 140.000 millones de los fondos europeos.

(Joan Guirado. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *