El presidente sale del Consejo Europeo haciendo oídos sordos las advertencias de la Comisión sobre la reforma del Poder Judicial que pretende. Y urge a Casado a negociar.

Con el incendio -que ha llegado hasta el mismo corazón de Europa y a sus instituciones- de su golpe de mano contra el CGPJ. Con una pandemia de nuevo fuera de control en España. Y con un borrador de Presupuestos convertidos en papel mojado por las principales instituciones financieras. Así ha salido este viernes Pedro Sánchez del último Consejo Europeo celebrado en Bruselas. Eso sí, sin el más mínimo atisbo de autocrítica.

Pero a pesar de todo, en su comparecencia ante los periodistas, Sánchez ha sido preguntado por el toque de atención de la Comisión al Gobierno por sus intenciones contra el Poder Judicial. El asunto que ha monopolizado la rueda de prensa tras la clausura del último Consejo Europeo.PUBLICIDAD

Sobre la presencia de Iglesias es la negociaciones sobre el CGPJ: «No hay en mi gobierno ministros del PSOE y ministros de Podemos. Hay ministros del Gobierno de España»

Pero el presidente ha vuelto a acusar al PP de bloquear la renovación del CGPJ como coartada a la polémica maniobra de PSOE y Podemos en el Congreso. «Quien mantiene como rehén al CGPJ es el partido que bloquea su renovación», ha subrayado.

Sánchez ha asegurado que «está abierto» para llegar a un acuerdo de renovación del Consejo «cuanto antes». Pero preguntado por si está dispuesto a retirar su proposición de ley para revocar la mayoría de 3/5 del Congreso para la elección de los vocales, el líder del PSOE ha eludido la cuestión y se ha limitado a reiterar su prioridad de renovar el órgano de gobierno de los magistrados.

«Como poder Ejecutivo le decimos al PP que estamos abiertos desde el primer minuto, y desde hoy mismo, ha sentarnos a negociar bajo las premisas y condiciones acordadas en julio y en agosto inexplicablemente rotas, para llegar a un acuerdo de renovación del CGPJ cuanto antes». Pero ni palabra de retirar la polémica proposición registrada por Adriana Lastra y Pablo Echenique.

«Entre el bloqueo y la reforma, PSOE y Podemos han optado por la reforma. Ahora será el legislativo el que tendrá que hablar», ha apostillado. Además, también ha lanzado un reproche al presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, por «seguir nombrando jueces».

Sobre la condición del PP de que Podemos quede al margen de las negociaciones, Sánchez ha defendido la «legitimidad» de los de Pablo Iglesias y ha enfatizado que el suyo es «un Gobierno de coalición». «No hay en mi gobierno ministros del PSOE y ministros de Podemos. Hay ministros del Gobierno de España», ha recalcado.

Respecto al borrador de Presupuestos presentado ante la Comisión y que incluye un importante hachazo fiscal, Sánchez no ha querido dar ningún detalle en su comparecencia. «Dentro de poco conocerán no solo la música, sino también la letra», se ha limitado a responder.

El PP responde: «Una cortina de humo»

Tras la comparecencia de Sánchez, la dirección nacional del PP le ha recriminado que lance una «cortina de humo» y ha subrayado que «no habrá novedad ni punto de acuerdo» hasta que retire la proposición de ley, despolitice el proceso y deje fuera del mismo a Podemos.

«Sánchez no puede lanzar una cortina de humo por la conmoción que ha surgido en Bruselas sobre este tema después de la acción desplegada por el Partido Popular tras la visita de Pablo Casado«, han indicado fuentes populares, en alusión a la visita que Casado realizó este jueves a la capital belga.

Tras las declaraciones de Sánchez, los populares consideran que «no hay novedad» y «no habrá acuerdo hasta que Sánchez cumpla con las condiciones que ya conoce todo el mundo». En segundo lugar, el PP exige que Podemos «no tenga nada ver con este proceso» alegando que se trata de un «partido imputado que arremete contra el Rey y contra el Poder Judicial».

(EsDiario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *