La industria empieza a parar la actividad de sus fábricas por el desorbitado precio de la luz y el gas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Sidenor detendrá de forma intermitente su planta central de Basauri y extenderá la medida de forma progresiva a otras de sus fábricas. Fertiberia también ha anunciado la suspensión temporal de su centro de Palos de la Frontera

La acería precisó que «se trata de una primera medida para intentar limitar el tremendo impacto que los desorbitados y descontrolados costes eléctricos están causando a Sidenor», pero advirtió de que, por sí sola, «no soluciona el problema de fondo» por lo que considera que será necesario adoptar «otras medidas» de persistir «el actual panorama de descontrol en los precios eléctricos».

El parón de Sidenor se suma así al de Fertiberia. El grupo especializado en la elaboración de fertilizantes, amoníaco y otros productos derivados anunció la semana pasada que ha cesado temporalmente desde el pasado 1 de octubre y por espacio de un mes la actividad de la planta situada en Palos de la Frontera (Huelva) ante la subida extraordinaria del precio del gas natural, materia prima que utiliza para producir amoniaco, que junto con la urea y el adBlue constituyen la cartera de productos de estas instalaciones.

El incremento del precio del gas es, precisamente, uno de los que están provocando la descontrolada subida del precio de la electricidad en el mercado mayorista. Ante el poco empuje de las renovables, las eléctricas se han visto en la obligación de utilizar el gas natural para «fabricar» electricidad a través de los ciclos combinados, teniendo que pagar fuertes sobreprecios para cubrir la demanda debido a los precios de esta materia prima.

(Con información de la Razón)