Del Iglesias omnipresente, protagonista en la negociación del Ingreso Mínimo Vital, en la respuesta social de Moncloa a la crisis sanitaria y también en la reciente aprobación de la ley de infancia, al Iglesias semiescondido. El vicepresidente segundo del Gobierno ha rebajado al máximo sus apariciones públicas. Superado el estado de alarma, la sobre exposición habitual en él parece haber asumido su particular desescalada. Una estrategia que ha coincidido en el tiempo con el estallido del conocido como «caso Dina» y los detalles judiciales que se están conociendo en torno a la desaparición de la tarjeta de su ex asesora. Desde el partido morado desvinculan la conexión entre la reducción de las apariciones públicas de su líder con el nuevo giro del culebrón judicial vinculado a Dina Bousselham e insisten en que lo sustancial de este caso sigue estando en la gestación de una trama en lo que denominan «las cloacas del Estado» para atacar y desacreditar a Podemos. No es éste el único elemento que ha coincidido con la agenda de perfil bajo que ha protagonizado en los últimos días. Hizo de la implantación de un impuesto a los ricos una de sus principales batallas de cara a la reconstrucción post Covid. Sin embargo, en la negociación con Sánchez, culminada la semana pasada, se vio obligado a renunciar, al menos de momento, a esta tasa.

Prueba de la hoja de ruta tejida desde la Vicepresidencia, donde la máxima es el silencio administrativo, es la agenda oficial de Iglesias, que se ha visto despejada completamente durante la última semana, para evitar cualquier pronunciamiento sobre el «caso Dina», que se juzga en la Audiencia Nacional. Fue el pasado miércoles cuando se producía su última intervención en la sesión de control en el Congreso. Hasta este lunes, Moncloa no trasladaba datos sobre su agenda pública. De hecho, fue ayer cuando el vicepresidente reapareció acudiendo al semanal Consejo de Ministros, por la mañana, y, por la tarde, al Senado, obligado por Vox, para contestar a una interpelación sobre las medidas que tiene previsto adoptar en las residencias de ancianos ante un posible rebrote de coronavirus.

Este nuevo perfil bajo del vicepresidente tendrá su continuidad también durante la campaña de las elecciones vascas y gallegas del próximo 12 de julio. Sólo estará presente un día en cada uno de los territorios que elegirán su nuevo parlamento regional. Mientras que será Irene Montero la primera dirigente de peso en Podemos que acudirá hoy a San Sebastián, no será hasta este domingo cuando Iglesias aparezca en Vigo a respaldar al candidato gallego Antón Gómez Reino. El próximo lunes, viajará a Guipúzcoa, en donde acompañará en un mitin del partido a la aspirante a lendakari de Elkarrekin Podemos, Miren Gorrotxategi.

Este modo de proceder contrasta con la intensa agenda pública que ha mantenido el resto de los ministros morados en el Gobierno durante esta última semana. Son la ministra de Igualdad, Irene Montero y el titular de la cartera de Universidades, Manuel Castells, los que han asumido el mayor peso de actos por parte de la cuota morada en Moncloa, protagonizando hasta cinco actos cada uno. La también dirigente de Podemos acudió ayer al Senado e intervino en el acto del XV aniversario de la aprobación del matrimonio igualitario. El lunes, la ministra mantuvo un encuentro con la Federación Plataforma Trans, mientras que el pasado jueves acudió al Senado para dar cuenta de las políticas que llevará a cabo su departamento. La agenda de la ministra ha estado centrada también en organizar las actividades de su ministerio para celebrar la fiesta del Orgullo de este año. Por su parte, Castells ha mantenido reuniones con colectivos universitarios y respondió a preguntas de la oposición la pasada semana en el Congreso. Tanto la ministra de Trabajo como el titular de Consumo sí han concedido entrevistas, una y tres respectivamente, y han acudido hasta a tres actos cada uno. La agenda de Yolanda Díaz ha estado marcada por sus intervenciones en el Congreso y Senado, mientras que Alberto Garzón Ha comparecido en el Senado, y ha mantenido una reunión con Comisiones Obreras y otra con el grupo de ministros de Consumo de la Unión Europea.

(Rocío Esteban | Pablo Gómez. Diario La Razón)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *