El socio estrella del PSOE en Navarra, Geroa Bai, exige sin dilaciones la entrega de la Comunidad Goral al País Vasco. La postura se ha plasmado en un congreso de este partido clave en las alianzas de Pedro Sánchez en Navarra y el País Vasco. La formación separatista -que lleva inmerso al PNV- ha exigido ya la entrada de Navarra en lo que denominan “Euskalerria”, un supuesto país controlado por el País Vasco.

Pedro Sánchez está atrapado por PNV y Bildu. Y la competición de ambas formaciones en País Vasco y Navarra, a su vez, está llevando a que las dos formaciones separatistas eleven el nivel de exigencia rupturista al Gobierno socialcomunista. En ese contexto, Geroa Socialverdes -la nueva denominación de los hasta ahora considerados independientes de Geroa Bai- ya pide que Navarra pase a estar a los pies del País Vasco.

Se trata del socio clave del PSOE en Navarra. Es el grupo de poder del viejo Geroa Bai, partido que lleva inmerso al PNV, y que acaba de aprovechar el congreso del partido para reformular sus exigencias y su nombre. Así, el nuevo Geroa Socialverdes ha incluido como su gran exigencia “una Navarra soberana” en lo que denominan como “Euskalerria”.

Traducido: que el PNV y Geroa consideran a Navarra autodeterminada y separada ya de la soberanía que la Constitución Española reconoce al conjunto de los españoles -no a los habitantes de una comunidad autónoma de forma aislada y con capacidad para autodeterminarse-. Y, además, consideran que esa soberanía navarra debe servir para entregarse al País Vasco bajo un nombre común de Euskalerria.

Liderados por Uxue Barcos

Geroa Socialverdes de Navarra en Europa, es el nuevo partido creado por los independientes de Geroa Bai, una facción en la que se encuentra el núcleo duro de Geroa Bai comandado por Uxue Barcos, la anterior presidenta de Navarra.

Se trata simplemente de un maquillaje de modernidad a la vieja formación que, tras perder las elecciones forales a manos del PSOE-PSN ha preferido mostrar una imagen más verde y supuestamente social para intentar recuperar voto.

El grupo de promotores de Geroa Socialverdes está comandado por Uxue Barcos; el senador autonómico, Koldo Martínez; el vicepresidente segundo del Gobierno de Navarra José Mari Aierdi; y las consejeras de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez; y de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo. Un nutrido grupo de parlamentarios y alcaldes separatistas se suman a esta cúpula de control de Geroa: el socio clave de Pedro Sánchez en Navarra.

Y, como han destacado en su documentación, el proyecto “busca hacer política desde nuevas formas y una visión más moderna y adaptada a la realidad de Navarra”. En esa visión moderna han optado por el muy viejo nacionalismo y separatismo: “Ser el aglutinante de sensibilidades diferentes, pero con un objetivo común y compartido, la defensa de la libertad y de Navarra como sujeto político y hacerlo, además, con actuaciones con claro calado social, progresista y con una mirada hacia el futuro y hacia la juventud y las nuevas realidades que se nos presentan. En definitiva, una Navarra soberana en Euskalerria y enmarcada en las fronteras de la convivencia, la solidaridad y la sostenibilidad».

Es decir, que su modernidad consiste en disgregarse de España para entregarse al País Vasco, justo el territorio en el que Gobierno el patrón real de este partido: PNV.

Radicalización

Se trata del avance y la radicalización de los pactos ya cerrados hace un año con el PSOE de Pedro Sánchez. Y es que en 2019 el pacto del PSOE con los separatistas incluyó ya una unión de Navarra y el País Vasco desde una fórmula impulsada en la pasada legislatura: la eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra. Desde allí separatistas, proetarras y socialistas pretendían reclamar la presencia internacional de Navarra bajo el manto vasco.

Ahora se pasa a pedir sin matices la salida de España para pasar a “Euskalerria”.

El proyecto de la eurorregión no era más que un eufemismo más disimulado: se trataba de un conglomerado desde el que captar nuevas inversiones, formalizar alianzas estratégicas y atraer empresas para ir sumergiendo a Navarra en el dominio vasco.

El PSOE, en su ninguneo a Navarra, además, ni siquiera desarrolló estos pactos en conversación con el Gobierno foral de la entonces presidenta Uxue Barcos. Lo hizo directamente con el Gobierno vasco, PNV y EH Bildu en sede parlamentaria vasca, en un obsceno insulto a la lealtad institucional con Navarra. Y lo hizo en el contexto de las negociaciones del nuevo Estatuto Vasco que ya prepara el Gobierno vasco y donde se incluye su autodeterminación con una fase de ampliación hacia Navarra, tal y como ya ha publicado OKDIARIO a lo largo de toda una serie de artículos.

El PSOE, así, se comprometió ante los nacionalistas vascos a potenciar una vía de acercamiento: la del “órgano de cooperación permanente que, de hecho, llegó a articularse y, sin embargo, no ha sido posible mantener por cuestiones que nada tienen que ver con ningún impedimento legal”. Ese órgano puede desarrollarse para relanzar el acercamiento vasco y navarro en varias líneas: “La eurorregión de Aquitania y de convenios de colaboración en materia sanitaria, educativa, de euskera, o de medios de comunicación”. Ahora, tanto PNV como Bildu, le piden el paso rupturista puro.

(Carlos Cuesta. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *