España, el país donde más preocupan los precios de alimentos y energía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los encuestados revelan un mayor uso de cupones descuento, sustitución de sus preferencias por marcas blancas y un replanteamiento de su vida laboral

La encuesta de la plataforma de datos, realizada sobre una muestra de más de 11.000 consumidores de 11 países, revela que el hecho de que la inflación española acuse en mayor medida la subida de materias primas y energía ya cala en la población y afecta a sus decisiones de consumo y ahorro.

España encabeza el Ranking

Un 51,8% de los españoles está extremadamente preocupado por el alza de los bienes de primera necesidad y la energía, frente al 21,2% de Países Bajos, el 26,6% de Italia o el 31,9% de Francia, según los datos de la encuesta.

En cuanto a la evolución del coste de la energía, el nivel de preocupación extrema en España afecta al 45,9% de la ciudadanía, frente al 19,1% de Países Bajos, el 29,2% de Australia, el 32,4% de Reino Unido, o el 22,1% de China.

Por tanto, España está por delante de Estados Unidos, Canadá, Japón, China, Australia, Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos e Italia en cuanto al temor de los consumidores por la evolución de los precios de los bienes más cotidianos y los combustibles y carburantes. Algo que está afectando a sus pautas de consumo, ahorro, movilidad e incluso las decisiones sobre la jubilación.

Abandono de las marcas preferidas

Según el informe de Dynata, ni la guerra en Ucrania ni la covid copan la preocupación de los españoles, sino que el alza de precios se impone como el principal escollo para los consumidores, cuyo 87% reconoce estar afectado por la evolución de los precios, que siguen en máximos de tres décadas desde el 9,8% marcado en febrero y algo aplacado en el 8,7% de IPC de mayo.

Vivienda y jubilación

El estudio remacha también el eterno problema del acceso a la vivienda en España, por el alto precio tanto en la modalidad de compraventa como en la de alquiler, en una dificultad que no afecta solo a los más jóvenes. Un 59% de los encuestados de todas las generaciones contempladas en el sondeo –millennials, generación X y baby boomers– revela en la encuesta la dificultad de acceder a la vivienda por su elevado precio.

La crisis de precios no solo afecta a las pautas de consumo, sino también a las decisiones laborales y de ahorro a largo plazo de los encuestados. Revela Dynata que se ha detectado en la encuesta una mayor inclinación a posponer la jubilación. De hecho, un 60% de los encuestados afirma haber cambiado sus planes para su retiro de la vida laboral y vinculan su replanteamiento exclusivamente al alza de precios. Algo coherente con el hecho de que el 36,3% de los encuestados en España manifiesta que ahorra menos que hace un año.

(Con información de The Objective)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir diariamente las últimas noticias haciendo click aquí