El PSOE rechaza el 25% de las clases en español

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La Comisión de Educación aprueba el dictamen de la ley que deja fuera la Ética en la ESO pero introduce Cultura de las Religiones.

La Comisión de Educación del Congreso votó ha votado de forma favorable el informe de la ponencia de la Ley de Educación que recibirá el visto bueno del pleno el próximo jueves. Aunque hasta entonces se podrán introducir cambios, hoy ha quedado claro que el PSOE no está dispuesto a dar marcha atrás y hacer cambios en la enmienda pactada con Podemos y ERC que arrincona el castellano y evita que sea lengua vehicular en la educación en aquellas comunidades que tienen lengua propia. Ni aceptó el lunes el ultimátum de Inés Arrimadas para apoyar los Presupuestos, ni tampoco hoy ha tenido en cuenta la propuesta de mínimos que ha presentado la formación naranja en su intento por salvar al castellano en la educación como lengua vehicular.

Así, ha presentado al PSOE una enmienda transaccional en la que se incorpore que el castellano “es la lengua oficial del Estado” y que tanto el español como las lenguas cooficiales “tienen la consideración de las lenguas vehiculares”, es decir, propone una vuelta al texto inicial del proyecto de ley.

Pero por si esta propuesta no satisfacía al PSOE, había presentado presentado otra alternativa a incorporar en el proyecto de ley: que el 25% de la formación que reciben los alumnos la hagan en castellano. “Adicionalmente deberá impartirse en castellano al menos un 25% de la carga lectiva durante el horario escolar en todas las etapas, con independencia del modelo lingüístico que determine cada comunidad autónoma”, dice la enmienda.

El porcentaje incluido no supone más que el reconocimiento de la sentencia del Tribunal Supremo que establece un porcentaje del 25% de la enseñanza en castellano en Cataluña. “Estamos planteando un mínimo de respeto al consenso mantenido durante años, es un derecho o un deber reconocido en la Constitución ¿o se va a vender el PSOE al nacionalismo?», dijo la portavoz de Educación de Cs, Marta Martín.

Por otra parte, Martín ha criticado la ley que se está tramitando en la Cámara que “es de dudosa garantía democrática, se han vetado las comparecencias de la comunidad educativa, se ha hecho gala del peor ocultismo y tiene vicios de tramitación”.

Martín fue muy crítica con el proyecto de ley al asegurar que la exposición de motivos “está ideologizada, se cargan la equidad y la calidad dejando la cantidad de suspensos con las que se puede pasar de curso en manos de las autonomías, es un grave atentado contra la libertad…Es una vergüenza”, sentenció.

La ética, fuera de la ESO

La Filosofía y, en concreto, la materia de Ética, que se estudia en 4º de la ESO, no se seguirá impartiendo. Había quedado fuera del sistema educativo en el Proyecto de Ley de Educación y algunos partidos, como Podemos, Grupo Plural y Vox, han intentado rescatarla en la Comisión de Educación del Congreso. PPy Cs se han abstenido, pero el PSOE ha votado en contra con el argumento de que en 4º de la ESO los alumnos tienen ya demasiadas asignaturas, entre 9 o 10, dependiendo de la comunidad autónoma, y “no hay posibilidad de añadir otra a no ser que extendamos más el horario lectivo”, ha dicho la portavoz del PSOE, Luz Martínez Seijo. Por otra parte, defendió que “no hay ningún país en Europa que tenga más horas de filosofía que España”. Es por esto por lo que ofreció una transaccional a Podemos en la que pedía que “en algún curso de la etapa todo los alumnos cursarán educación en valores cívicos y ética”. Pero fue rechazada por Unidas Podemos.

No está todo perdido. La asignatura, no obstante, podría salvarse en el currículo si prospera una transaccional que hará el PP y que tratará de negociar con Podemos de cara al Pleno.

Cultura de las religiones

Lo que si se ha salvado en la maratoniana comisión de Educación del Congreso en la que se han aprobado más de mil enmiendas en diez horas es la iniciativa de ERC que pretendía introducir cultura de las Religiones, una petición de los profesores de Religión.

Inspección educativa

Tampoco ha sufrido modificación alguna la petición de Ciudadanos de que se incorpore la palabra “prueba” de la redacción del texto y se sustituya por “valoración” en el acceso a la inspección educativa. Con la redacción final del texto Cs cree que no se garantiza que se acceda al Cuerpo a través del concurso-oposición. Esto indigna al sindicato de inspectores USIE, que considera que iría en contra del Estatuto Básico del Empleado Público y está dispuesto a ir a los tribunales. La portavoz del PSOE, Luz Martínez Seijo, garantizó que el acceso seguirá siendo por oposición, aunque no quede recogido en el texto de manera literal la palabra “prueba”.

(Rocío Ruiz. Diario La Razón)