El PSOE abandona a Cuba | Enrique Miguel Sánchez Motos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Es penoso, es trágico. El silencio del PSOE ante la represión en Cuba clama. Algunos, entre ellos varios amigos míos, dirán: “no es el PSOE, es Sánchez el que calla” Pero ¿es acaso eso justificación suficiente? ¿Acaso no se tienen noticias de los crímenes nazis? ¿Acaso no hay noticias de los crímenes comunistas en todos los países del mundo? La URSS, Camboya fueron peores que los nazis. ¿Y qué pasó en Hungría, en Rumania, en Bulgaria, en la República Democrática alemana? ¿Qué está pasando en Cuba? ¿Dónde quedó la lucha por los derechos humanos? ¿Qué hace Amnistía Internacional, qué hace la Cruz Roja, qué hacen los que luchan por la no discriminación de los homosexuales, qué hacen los Black Lives Matters? ¿Cómo se puede creer en todos los que callan ante la feroz represión de un pueblo, durante ya 62 años? ¿Dónde está el PSOE? ¿Acaso no hay ninguna discrepancia dentro de él? Se enorgullecen de las “primarias” y se callan ante Castro y Diaz-Canell.

El Periodista Digital acaba de publicar una documentada noticia sobre el tema. Cuenta que desde Estados Unidos, donde no ha recibido nadie a Sánchez, el Secretario de Estado, Antony Blinken, ha llamado a nuestro nuevo Ministro de Exteriores y, tras felicitarle por su nombramiento, “le ha dejado clara cuál es la política de EEUU contra el régimen de Miguel Díaz-Canel, mantener el embargo y sancionar a los violadores de Derechos Humanos”. Y de paso le ha pedido que corten los lazos con los dictadores de Venezuela y Nicaragua. Por tanto, la próxima cumbre de la OTAN, que tendrá lugar en España en 2022, se presenta como muy interesante.

Pero claro parece que estas noticias no le llegan al PSOE porque no leen Periodista Digital ni este tipo de medios o bien, lo que es más grave, porque a sus miembros estos temas no les preocupan puesto que lo que consideran importante es aprobar la Ley de Memoria Democrática. Parece que lo que les interesa es remachar, con el adjetivo “democrática”, el lavado de cara que la Ley de Memoria Histórica está haciendo de los crímenes que el marxismo revolucionario (Comunismo/Socialismo), durante la República y la Guerra Civil, realizaron. Quieren que se olvide que toleraron los desórdenes públicos y la quema de iglesias, “arderéis como en el treinta y seis”. Y por supuesto nada de reconocer que dieron un golpe de Estado en 1934 que dejó más de 1500 muertos. Luego, durante la Guerra Civil, miraban para otro lado sin querer ver ni saber lo que pasaba en las cárceles del pueblo, en las “checas” ni lo que hacían los comisarios comunistas soviéticos que torturaron, incluso en su bando, despellejando vivo a Andreu Nin. Deberían por lo menos leer los libros de José Maria Gironella “Los cipreses creen en Dios” y “Un millón de muertos”. Hoy, en 2021, los militantes del PSOE no tienen la menor excusa para callar, pues algo habrán leído u oído de Pio Moa y de Federico Jiménez Losantos, entre otros. Debéis cambiar al socialismo democrático europeo, al que propugnaba Berstein y al que tanto criticaron Marx y Engels. ¿No os acordáis de que Felipe González, en 1979, hizo al PSOE renunciar a mantener el marxismo en su ideario? Sin embargo, esa ideología es la que asume el régimen cubano, Maduro y el nuevo presidente de Perú. Y todo ello no ha preocupado nunca al PSOE. ¿O sí? Si es así, salid a dar la cara. Desde vuestras Casas del Pueblo, desde vuestras agrupaciones, desde vuestros puestos de tertulianos, denunciadlo. Pedid que las instituciones internacionales tomen partido y por supuesto, lo principal, pedid a vuestro partido, al menos en vuestra agrupación, que tome partido por la libertad y que condene la cruel y amplia represión que ejerce el régimen cubano. Si no lo hacéis, militantes españoles del PSOE, estaréis reconociendo que aquello de los cien años de honradez, no era más que un bonito slogan publicitario, para contraponer a vuestro silencio durante la república, la guerra civil, y hasta ahora. ¿Cómo podéis callar ante la situación de Cuba? ¿No os remuerde la conciencia? Ha llegado la hora de que los ciudadanos españoles pongamos las cartas sobre la mesa de la libertad y la democracia y os pidamos que hagáis lo mismo.

Enrique Miguel Sánchez Motos | Administrador Civil del Estado