El Constitucional podría derogar la retirada del concierto económico a los colegios de educación diferenciada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El TC ya consideró en 2018 que este modelo educativo «no causa discriminación» y «es respetuoso con la Constitución»

El Gobierno socialcomunista en su ataque a la educación concertada en España y a la libertad de los padres a elegir la educación de su hijos aprobó la nefasta y regresiva ley Celaá, que prohibe que los centros educativos reciban fondos públicos, es decir, los concertados y públicos, y pueda establecerse una educación diferenciada según el sexo del alumno.

El Tribunal Constitucional podría suspender el apartado de la nueva ley de educación que suspende la financiación pública de los colegios de educación diferenciada. Así ocurrirá si el pleno del Tribunal aprueba el borrador de sentencia escrito por el magistrado Ricardo Enríquez, que indica que la libertad de educación y el criterio de los padres está por encima de cualquier gobierno.

En pleno proceso de renovación, el Tribunal Constitucional tiene sobre la mesa un borrador de sentencia del magistrado Ricardo Enríquez  en la que, en caso de ser aprobada en su redacción actual, obligaría al ejecutivo de Pedro Sánchez a reactivar la financiación de los colegios que segregan por sexo, suspendida por la Ley Celáa.

Algunas comunidades como Cataluña ya han anunciado que dejarán de financiar a este tipo de centros a partir del próximo curso. La sentencia, en caso de prosperar el texto del magistrado ponente, frenaría esos planes en seco.

El borrador de sentencia redactado por Enríquez argumenta que el principio de libertad de educación y el criterio de los padres están por encima de los planes del Gobierno en el diseño de aquellos modelos educativos susceptibles de ser subvencionados. De prosperar la propuesta de sentencia, los conciertos públicos deberán extenderse obligatoriamente a cualquier colegio al margen de su proyecto educativo, incluso si optan por separar a niños y niñas en las aulas. Así las cosas, los centros que segregan por sexo podrán reclamar su derecho a subvención sin que el ministerio de Educación pueda hacer nada para evitarlo.

Paso decisivo para la libertad de educación en España

El Constitucional ya avaló la financiación de los colegios de educación diferenciada de la anterior ley de educación (Ley Wert), pero ahora iría más allá al declarar inconstitucional la retirada de dicha financiación. Ello supondría un paso de gigante para la libertad educativa en España, amenazada por la ideología totalitaria del gobierno social-comunista.