El bluf de la besucona comunista Yolanda Díaz se desinfla: se esfuman los apoyos sindicales que la auparon 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En Sumar se detecta una caída de apoyo de cuadros y dirigentes sindicales que se están decantando por el PSOE

El sindicato apoyó a Díaz cuando la vicepresidenta propuso un proyecto capaz de fagocitar a Podemos. La comunista sigue controlando un ministerio estratégico para los sindicatos, el de Trabajo, pero en las centrales reconocen que su peso en el Ejecutivo es cada vez menor – cada vez pinta menos dicen-, y que el PSOE ejerce de verdadero guía. Eso está llevando a dirigentes sindicales a decantarse por los socialistas, pidiendo directamente el voto por el partido de Pedro Sánchez y no para Sumar. ¿Para qué apoyar a caballo perdedor si cada vez pinta menos? El poder está en Sánchez y en CCOO quieren estar al lado del poder

Perspectivas electorales a la baja de Sumar; tan solo el 8% del electorado

Si cada vez cuenta menos para los dirigentes electorales, lo que es peor es que su electorado le esta dando la espalda también. Las perspectivas electorales de Sumar revelan una tendencia continuada a la baja del partido de Díaz que preocupa a aquellos que apostaron por ella en su día.

Sumar rebajó el umbral del 10% en estimación de votos en la mayoría de sondeos después del batacazo gallego. Y a partir de ese momento ha seguido cayendo, hasta rozar el 8% según los últimos sondeos, por ejemplo el del CIS.

Dinamita el diálogo social

El malestar sindical surgió poco después del arranque de la legislatura. En el sindicato empezaron a cuestionar las «ocurrencias» de la ministra de Trabajo. La agresividad de Díaz contra la patronal entrando como un elefante en una cacharrería genera dudas a nivel sindical puesto que interpretan que la ministra está dejando de lado su papel de árbitro en la negociación con la CEOE, suplantando el papel más radical de los representantes de los trabajadores. En el sindicato consideran que estas sobreactuaciones dependen de la necesidad de la lideresa de Sumar de ganar foco público para sus intereses personales. Pero que dinamitan el diálogo social.

Pero el problema para el mundo sindical es que Díaz ha empezado a generar cierta desafección. Incluso entre sus aliados, sobre todo en Izquierda Unida, manifiestan dudas sobre el futuro de la vicepresidenta del Gobierno. Dirigentes y cuadros sindicales que apoyaron a Yolanda Díaz incluso ayudándola en la definición de sus listas electorales sostienen que el proyecto de Sumar «hace aguas por todas partes». El barco se está hundiendo. Y esta debilidad reduce el atractivo del proyecto, generando una desbandada de cuadros y dirigentes sindicales que, según aseguran las fuentes consultadas, ya se estarían dirigiendo más al PSOE que a Sumar como principal interlocutor y partido de referencia.

Fuente original: Luca Costantini| The objective

Apoya el periodismo independiente y crítico de Adelante España.

Comparte en Redes Sociales

Evita la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de TelegramNewsletter
Síguenos en Telegram: https://t.me/AdelanteEP
Twitter (X) : https://twitter.com/adelante_esp
Web: https://adelanteespana.com/
Facebook: https://www.facebook.com/AdelanteEspana/

 

Deja un comentario