Un “Gran Hermano” en Madrid: Cómo nos controlarán sin que nos demos cuenta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Es una pérdida de la privacidad encaminada al control poblacional. Si a esta implantación de cámaras le unimos que a partir de este agosto de 2021, los DNIs tienen reconocimiento facial, el «Gran Hermano» ha llegado a Madrid y el control poblacional va a ser total sin que te des cuenta

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida está cada vez más entusiasta siguiendo los pasos de la agenda 2030. El proyecto de Presupuestos para 2022 del Ayuntamiento de Madrid aprobado esta semana incluye varios proyectos, que afectan a distintas áreas del Ejecutivo municipal, y que suponen la instalación de cámaras en el espacio público. En algunas ocasiones vinculadas con la vigilancia de restricciones de tráfico derivadas de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible y, en otros casos, para reforzar la seguridad, según ellos, en algunos barrios. En definitiva, una pérdida de la privacidad. Si a esto unimos que a partir de este agosto de 2021, los DNIs tienen reconocimiento facial, el «Gran Hermano» ha llegado a Madrid y el control poblacional va a ser total sin que te des cuenta

Marconi, Chueca, Lavapiés y Ballesta, por ahora…

Dentro del área de Gobierno de Seguridad y Emergencias, y como parte de las inversiones encuadradas en el capítulo de la Policía Municipal, destaca la instalación de nuevos sistemas de videovigilancia en el polígono industrial de Marconi y en el barrio de Chueca y su integración en el Centro Integrado de Señales de Vídeo de la Policía Municipal de Madrid (CISEVI), así como la remodelación y ampliación de los sistemas de videovigilancia existentes en el barrio de Lavapiés . Tras esta ampliación, el consistorio espera que a finales de 2022, haya más de 320 cámaras de videovigilancia en los puntos más conflictivos de la capital.

También se renovarán las cámaras de videovigilancia en el entorno de la calle Ballesta. Junto a ello destaca otra partida de de 411.095 euros para cámaras de videovigilancia públicas de la Policía Municipal en varios distritos de la ciudad.