En enero, durante su discurso de investidura, Pedro Sánchez avanzó que su Gobierno socialcomunista aprobaría una estrategia contra la «desinformación». El anuncio provocó las críticas de la oposición por su posible vocación censora y abrió la polémica por el impacto contra los medios críticos. Diez meses después, y en un momento especialmente crítico para Sánchez, en plena segunda ola de la pandemia, el Ejecutivo sigue adelante con su plan.

«La mentira, la calumnia y la falsedad no son fenómenos nuevos, pero la irrupción de la digitalización ha perfeccionado su producción y facilitado su expansión», se quejó el socialista en su intervención ante el Pleno del Congreso. En el acuerdo de la coalición, firmado con Pablo Iglesias, los socios ya avanzaban una «Estrategia Nacional para la Lucha contra la Desinformación» que incluiría «la elaboración de guías, mejores prácticas y cursos para combatir la desinformación en internet y redes sociales». Es decir, el Ejecutivo podría determinar lo que es y no noticia.

Ahora, en una respuesta por escrito en el Congreso de los Diputados, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, el Gobierno confirma que «se está trabajando en los primeros pasos para la elaboración de una Estrategia Nacional de Lucha contra la Desinformación». El Ejecutivo añade que «al igual que el resto de las estrategias del sistema de Seguridad Nacional, será sometida al análisis y valoración de expertos en la materia antes de su aprobación».

La pregunta fue planteada por Vox, que se interesaba por conocer si dicha estrategia sería sometida al trámite de consulta pública y la fecha prevista para su entrada en vigor. También consultó si la eventual estrategia sería publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), a fin de que la ciudadanía pudiera conocer el plan del Ejecutivo.

«Amenaza para la libertad»

En su respuesta, el Gobierno de Pedro Sánchez rechaza avanzar cuándo está prevista su aprobación, limitándose a señalar que «en la actualidad se está elaborando una nueva Estrategia de Seguridad Nacional 2021» y tras su aprobación «será posible terminar el proceso de elaboración de una Estrategia Nacional de Lucha contra la Desinformación, sin que en este momento se pueda concretar la fecha de finalización».

En su exposición, Vox recuerda que el 15 de marzo, el entonces titular de Exteriores, Josep Borrell, presentó al Consejo de Ministros «un informe sobre desinformación y la amenaza global que supone para la libertad y la democracia». 

En ese informe se destacaba la creación de un «Grupo de Trabajo Interministerial sobre desinformación», denominado «Comisión Permanente contra la Desinformación». Un órgano que, como se anunció entonces, estaba integrado por Presidencia del Gobierno, además de los Ministerios de Defensa, Interior, Exteriores y la Secretaría de Estado para el Avance Digital.  También recuerda Vox que el propio Pedro Sánchez anunció en su investidura la elaboración de dicha estrategia.

Cabe destacar que, en abril, ya estalló la polémica cuando el general José Manuel Santiago confirmó el plan del Ejecutivo de vigilar a los medios críticos, asegurando que se monitorizaban las informaciones para «minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno» y «evitar el estrés social» de los «bulos». El Gobierno atribuyó esas afirmaciones a un «lapsus».

OKDIARIO publicó el mail remitido a las comandancias de la Benemérita, en el que se solicitaba a los responsables de la Guardia Civil la «identificación, estudio y seguimiento de […] campañas de desinformación», así como «bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno».

(Luz Sela. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *