La nómina de cargos eventuales en el gabinete de Pablo Iglesias en la Vicepresidencia Segunda del Gobierno asciende a 12 personas. Y el número se incrementa hasta los 22 si se suma el gabinete de la Secretaría de Estado de la Agenda 2030 -que dirige Ione Belarra, coordinadora además de la Ejecutiva de Podemos- y el de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales, en manos de Nacho Álvarez, también secretario de Economía de Podemos.

La información ha sido aportada a través de una respuesta en el Portal de Transparencia. Sin embargo, Iglesias oculta ese dato al Congreso de los Diputados. En una pregunta parlamentaria registrada por el diputado del Partido Popular, Mario Garcés, sobre el personal eventual en el ministerio se respondía con un genérico: «El Real Decreto 139/2020, de 28 de enero, por el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales, establece en su artículo 23, la dotación de personal del Gabinete del Ministro y de las secretarías de Estado. Las retribuciones de los mismos son las consignadas en la ley».

Dicho Real Decreto establece que los gabinetes de los vicepresidentes del Gobierno que asumen además la titularidad de un Ministerio «estarán integrados por un director, con rango de subsecretario, y un máximo de nueve asesores, uno de ellos con rango de Director General, y los demás con nivel orgánico de subdirector general, pudiendo tener cuatro de ellos funciones de coordinación del resto».

Además, se añade que los gabinetes de los titulares de las Secretarías de Estado estarán formados por un director y un máximo de tres asesores, todos ellos con nivel orgánico de subdirector general. Y que «los puestos correspondientes a las oficinas o unidades de prensa o relaciones sociales podrán ser cubiertos, dentro de las consignaciones presupuestarias, por personal eventual».

El personal eventual se caracteriza por su nombramiento libre por parte del cargo público en cuestión y por ocupar puestos de confianza o asesoramiento. Puede ser cesado libremente por la autoridad que le nombró y de forma automática cuando se produzca el cese o expire el mandato de la misma.

Diez ministros

OKDIARIO ya informó que hasta diez ministros, entre ellos el vicepresidente social y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, no revelaban al Congreso el número de asesores y otro personal eventual en su gabinete ni tampoco el gasto asociado para las arcas públicas.

Esta información fue reclamada a todos los ministerios del Gobierno socialcomunista por el Grupo Parlamentario Popular en una batería de preguntas por escrito, en la Cámara baja.

En la mayoría de los casos, la respuesta se resuelve con un párrafo estándar, como ocurre en el caso de Iglesias.

Además del líder de Podemos, no revelan esa información Carmen Calvo (vicepresidenta segunda), Fernando Grande-Marlaska (Interior), José Luis Ábalos (Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), Juan Carlos Campo (Justicia), José Luis Escrivá (Inclusión, Seguridad Social y Migraciones), Alberto Garzón (Consumo), María Jesús Montero (Hacienda), Isabel Celaá (Educación) y Arancha González Laya (Exteriores).

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, se rodea de 11 eventuales, además de otros 12 puestos más en las tres secretarías de Estado.

El gabinete de Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica y vicepresidenta cuarta, está integrado por un director/coordinador, un asesor/coordinador, un asesor y un consejero técnico.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, informa que su gabinete se compone de 12 efectivos. El de Universidades, Manuel Castells, se rodea de cinco asesores y otros tres consejeros técnicos de información.

José Manuel Rodríguez Uribes, titular de Cultura y Deporte, dice tener el mismo número, cinco asesores y otros tres consejeros técnicos. Pedro Duque, de Ciencia e Innovación, integra a doce eventuales en su círculo directo. En Agricultura, Pesca y Alimentación no se detalla el número aunque sí su coste, como en Industria.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también cubre el cupo de cinco asesores y tres consejeros técnicos, como la de Igualdad, Irene Montero. Margarita Robles, de Defensa, informa de que en su gabinete existen «ocho puestos, de los que seis se encuentran ocupados».

Cabe recordar que el Gobierno de Pedro Sánchez es el segundo más extenso de la democracia y el primero en número de vicepresidencias, con cuatro.

Ello ha provocado un gasto de récord en altos cargos y personal ‘a dedo’, el más elevado desde que existen registros disponibles (2005). El desembolso asciende a 47,31 millones de euros hasta el 31 de abril, según el último informe del avance comentado de pagos de la Administración General del Estado.

El Estado nunca ha desembolsado, en los primeros cuatro meses del año, una cifra tan elevada. Sólo en marzo y abril, en plena crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, se pagaron 24,1 millones de euros. De ellos, 14,8 sólo en las nóminas de los altos cargos.

Recientemente, en una respuesta parlamentaria revelada por OKDIARIO, el Gobierno descargó recortar el sueldo a sus miembros como gesto de solidaridad con la ciudadanía sumida en su peor crisis económica. La Moncloa argumentaba que «ahora más que nunca hay que resaltar la importancia de contar con un sector público robusto» y añadía que «todos los empleados públicos están dedicando todo su tiempo y esfuerzo a gestionar los efectos derivados de esta crisis, de la misma manera que lo está haciendo el Gobierno de España».

En otra respuesta, el Ejecutivo de Pedro Sánchez evita comprometerse a una remodelación que conlleve la supresión del gasto en Ministerios para afrontar la crisis económica.

El Gobierno resuelve una pregunta de Vox subrayando que «el compromiso del Gobierno de España en la lucha contra la pandemia es máximo» y que «para responder a la magnitud del desafío sanitario, económico y social al que nos enfrentamos, el Gobierno está poniendo –y así seguirá haciéndolo- todos los recursos que sean necesarios sin escatimar ningún tipo de esfuerzo».

En su exposición de motivos, el Grupo Parlamentario Vox destaca que «la constitución del nuevo Gobierno del presidente Pedro Sánchez ha supuesto la mayor estructura de Gobierno desde la Transición, con un presidente, cuatro vicepresidencias y 18 ministros».

El partido señala asimismo que «este incremento de estructura ha dado como resultado una mayor contratación de altos cargos y asesores, lo cual supone un mayor coste de personal de esta macroestructura de Gobierno». Concretamente, añade, se estima «un coste anual de 130 millones de euros, frente a los 1o8 millones del último Gobierno de Mariano Rajoy».

Vox opina que detrás de este incremento del coste de personal se encuentra la contratación de cargos de confianza, «que alcanzan los 733 asesores frente a los 629 de enero de 2019″, un 17% más.

«Este incremento de coste de personal del Gobierno ha concurrido con la gravísima crisis sanitaria motivada por la pandemia del Covid-19. Esta situación de alarma hace necesaria la movilización de recursos públicos para financiar las diferentes líneas de actuación, tales como compra de material sanitario, establecimiento de centros de atención UCI’s, programas de ayuda a trabajadores y empresas y un largo etcétera», señala Vox.

(Luz Sela. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *