¿Qué es la alianza de Inteligencia Five Eyes? (y 2)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El rol de Five Eyes en Ucrania

Five Eyes volvió a destacar su posición a nivel global como unión estratégica a raíz del conflicto en Ucrania. Funcionarios de Justicia de los miembros de la alianza Five Eyes se reunieron con la Fiscal General de Ucrania el pasado mayo con el objetivo de apoyar en la investigación de presuntos crímenes de guerra tras la invasión rusa.

De esta forma anunciaron que coordinarían sus esfuerzos para responsabilizar a aquellos cuyos actos criminales permiten crímenes de guerra en suelo ucraniano. “Apoyamos la búsqueda de justicia por parte de Ucrania y a través de otras investigaciones internacionales, incluso en la Corte Penal Internacional” y otros organismos”, dijeron en un comunicado.

Además, a raíz de los sabotajes a Nord Stream el pasado mes de octubre, también ha aumentado en Occidente la preocupación ante la posibilidad de que se saboteasen los cables submarinos de fibra óptica. En este contexto, Five Eyes entra en juego al contar con el programa conocido como “Tempora” que lleva durante años interceptando los datos de los cables submarinos.

¿Es necesario ampliar Five Eyes frente a la amenaza de China?

En noviembre de 2020 se vivió un episodio clave en el tablero geopolítico. En un contexto de creciente tensión -y coincidiendo con la reforma de Pekín del sistema electoral de Hong Kong para asegurarse su control- el líder chino, Xi Jinping, lanzaba una amenaza a la alianza Five Eyes para que cesaran sus intrusiones en lo que el gigante asiático consideraba “asuntos internos”.

No importa si tienen cinco ojos o diez ojos. Como se atrevan a dañar la soberanía, seguridad y los intereses de desarrollo de China, que tengan cuidado porque podrían sacarles los ojos. China nunca causa problemas y nunca teme los problemas”, declaraba tajante el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian.

Estas declaraciones reactivaron las hipótesis sobre la necesidad de aumentar los miembros de la alianza Five Eyes debido a la alusión de Pekín (“no importa si son cinco o diez ojos”). Sin embargo, fue en 2021 cuando esta opción cobró más fuerza después de que el Subcomité de Inteligencia y Operaciones Especiales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos solicitara al Servicio de Inteligencia Nacional, en coordinación con el secretario de Defensa estadounidense destacó el deber de informar sobre los beneficios que podría aportar una posible inclusión de Japón, Corea del Sur, India y Alemania.

Además nos encontramos en un contexto de desafíos emergentes en la región del Indo-Pacífico. El representante demócrata de Arizona y presidente del subcomité de operaciones especiales e Inteligencia de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, aseguró para el medio Defense One que el modelo Five Eyes estaba “desactualizado” y que había llegado el momento de “ampliar el alcance” ya que “no debería ser solo una visión tan anglófila”.

Five Eyes… ¿o más?

Los países miembros de la alianza Five Eyes miran a Japón como potencial candidato, pues supone un territorio estratégico: no solo es vecino de Taiwán y sede de bases estadounidenses, sino que también está dentro del alcance de tiro de los misiles de Corea del Norte. Además, por si esto fuera poco, está en disputa con Rusia por las islas Júreles, territorio en el Lejano Oriente ruso.

Five Eyes considera que Japón tiene una larga experiencia de escuchas hacia China y Rusia y está emergiendo como un aliado indispensable tras la apertura once puestos de escucha que recopilan comunicación en China, Corea del Norte y Rusia.

A finales de octubre el primer ministro japonés, Fumio Kishida, viajó a Australia para reunirse con su homólogo australiano, Anthony Albanese, para tratar de ampliar la colaboración en materia de defensa frente a la amenaza china.

El país nipón estaría tratando, a raíz de los desafíos crecientes y las disputas territoriales de Pekín, sumarse a iniciativas multilaterales como puede ser Five Eyes. Sin embargo, la realidad indica que estas ambiciones pueden ser poco probables.

Pekín se plantea como un reto para Occidente: a pesar de reconocer que el país supone “la mayor amenaza estatal”, al mismo tiempo existe un gran interés por establecer una buena relación comercial. En este contexto, ¿le interesaría realmente, por ejemplo, a la nueva Global Britain post-Brexit la ampliación de Five Eyes? Según asegura James Rogers, experto en Defensa británico, en una entrevista para El Confidencial: “No es impensable, pero es poco probable”.

Así como defiende que “ya existen plataformas y canales bilaterales entre el Reino Unido y los otros cuatro miembros con una variedad de países socios” y, por lo tanto, ve improbable que la extensión del club vaya a ocurrir a corto plazo.

Al mismo tiempo, la responsable del centro de escuchas de Australia, Rachel Noble, aseguró que una ampliación del Five Eyes ahora mismo no sería “prudente”. Sin embargo sí apostó por colaborar con otras democracias en función de las necesidades. Por su parte, Nueva Zelanda, debido a sus fuertes vínculos comerciales con China, no quiere realizar ningún movimiento que pueda ser interpretado como una “provocación”.

En definitiva, aunque se trate de un grupo de Inteligencia y espionaje muy poderoso, no se esperan cambios en los próximos años. Para unos esto supone una decisión inadecuada, ya que opinan que su sistema debe actualizarse, sobre todo ante tiempos cambiantes. Para otros, es la opción correcta porque, en temas de información confidencial, es mejor que se comparta dentro de un círculo pequeño. Además, los Estados miembros pueden seguir forjando alianzas con sus socios de interés a través de otros canales de cooperación para lograr sus objetivos, ya que su membresía dentro de Five Eyes no supone un bloqueo en esta cuestión.

(Con información de Lisa News)

 

Deja un comentario